GOBIERNO FEDERAL INVERTIRA 2 MMDP PARA CONSTRUIR PUENTE NICHUPTÉ

  • La construcción del puente sobre la Laguna Nichupté, comenzaría en enero y concluiría en 21 meses
  • El gobierno federal aportará dos mil millones de pesos
  • Con caseta de peaje, cobrarían a ciudadanos uso del Puente Nichupté

Redacción/PDC

CANCÚN.— Además de mejorar la infraestructura urbana, la construcción del puente sobre la Laguna Nichupté, que comenzaría en enero y concluiría en 21 meses, traerá beneficios ambientales y la recuperación de empleos en la industria de la construcción, dijo Eduardo Ortiz Jasso, presidente de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo.

El funcionario manifestó que la gira de trabajo que realizó el sábado pasado por la entidad, Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda, fue benéfica, pues confirmó que el Gobierno Federal aportará dos mil millones de pesos a este proyecto, que se plantea desde hace tiempo.

Se determinó que el mejor esquema para financiar el puente Nichupté, sobre la laguna del mismo nombre en la Zona Hotelera de Cancún, es la asociación “público -privada”, la cual la mayor parte de la inversión la entregará la iniciativa privada, el cual se calcula en aproximadamente 4 mil 500 millones de pesos.

De acuerdo con las especificaciones, el puente de 8.7 kilómetros solucionará problemas de movilidad entre la zona hotelera y la ciudad a tal grado que, de acuerdo con los estudios, los vehículos recorrerán 22 millones de kilómetros menos al año, lo que se traduce en que se dejará de emitir anualmente cinco mil toneladas de dióxido de carbono.

Por la pandemia, la industria de la construcción perdió 10 mil empleos, pero con este proyecto generará de manera directa e indirecta para 2021 y 2022, unos seis mil.

La inversión total en la obra será de unos 4 mil 400 millones de pesos. Los recursos garantizados por la Federación significarán cerca de la mitad.

“Estamos contentos de que el Gobierno Federal nos apoye con este proyecto de asociación público-privada, del cual están definidos ya el trazo, los estudios y tenemos el visto bueno de las autoridades de los tres órdenes de gobierno”, señaló.

En entrevista para Radio Fórmula, dijo que está lista toda la etapa de planeación. En este último trimestre van a trabajar con un equipo designado por la Secretaría de Hacienda para saber con claridad cómo van a llegar los recursos.

“De aquí a diciembre vamos a preparar la licitación, la cual prácticamente ya está. El plan es que todo el proceso se concluya a fin de año y comencemos la obra en enero y concluya hasta septiembre de 2022”, señaló.

Dado que será una obra de 21 meses, señaló que son puntuales en darle seguimiento a cada uno de los pasos; incluso, se pretende que los trabajos se puedan realizar simultáneamente en tres frentes en el cuerpo lagunar.

“Hemos sido muy específicos de que cualquiera que sea la propuesta tendrá que ser un sistema constructivo, amigable con el medio ambiente y que se concluya sin ningún problema para 2022”, dijo y enfatizó que hay avance en los estudios de impacto ambiental, e incluso también cuentan con la opinión del Centro Nacional de Prevención de Desastres.

“Esta dependencia federal emite opiniones en materia de protección civil, y nos indicó que, de acuerdo con el proyecto presentado, el puente podrá resistir un eventual desastre natural, en nuestro caso un huracán”, añadió.

Cobrarían su uso

Esta situación, repercutirá directamente en los bolsillos de los ciudadanos, pues para que la empresa pueda ver el retorno de su inversión, se instalará una caseta de peaje, la cual cobraría a los automovilistas para que hagan uso de dicho puente.

Sin embargo, los detalles de cuánto se cobraría se definirían una vez se lleven a cabo las licitaciones que aportará la inversión para la construcción a mediados del 2020; mientras que el gobierno federal sólo aportaría la parte complementaria de la inversión total que requiere la obra.

El objetivo

El puente atravesará la laguna Nichupté, saliendo desde un punto a la altura del distribuidor vial del bulevar Colosio hasta Plaza Kukulcán en la zona hotelera de Cancún; y tendría una extensión de 8.4 kilómetros.

La justificación del proyecto es resolver el problema de la vialidad que se da principalmente en las horas pico pues actualmente sólo existen dos entradas a la zona hotelera; en el centro de la ciudad y por el retorno del Aeropuerto Internacional.

Cabe recordar que en el pasado existieron al menos dos intentos por construir este puente sobre la laguna, sin embargo en ambas ocasiones (2006 y 2009); pero los proyectos fueron rechazados por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales que no otorgó los permisos.

Con información de: El Economista e Infoqroo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *