REBATINGA EN LA CUEVA DE ALI BABA, MARA, NIÑO VERDE Y CARLOS JOAQUÍN

  • Aunque Mara Lezama y sus aliados del cartel del partido verde y del gobernador Carlos Joaquín incrustados en el ayuntamiento de Benito Juárez se han distinguido por actos de corrupción, desvió de recursos y la ejecución de raquítica obra pública, se alistan para tomar protesta a otros 3 años de lucrar con el presupuesto

 

  • La ex locutora de radio y TV y el grupúsculo del cartel del verde ya se disputan las direcciones municipales donde puede hacer y disponer de millonarios recursos del presupuesto y en áreas donde pueden lucrar, extorsionar a comerciantes, empresarios y todo tipo de negocios

Redacción/pdC

Cancún, 13 de septiembre de 2021.- Con un presupuesto para el ejercicio fiscal 2021 superior a los 4 mil 10 millones de pesos, la “pandilla” de dirigentes del Partido Verde y del mandatario estatal Carlos Joaquín, enquistada en ayuntamiento de Benito Juárez, en contubernio con la alcaldesa Mara Lezama, se disputan las direcciones del gobierno municipal que arranca funciones el próximo 30 de septiembre.

Además de este “jugoso” presupuesto, este grupúsculo de personajes, se aprestan a meterle el diente a los recursos en donde diariamente ingresan millonarias sumas de dinero vía ´cochupos´, sobornos, desvío de recursos y derecho de piso, cual cartel de la delincuencia organizada.

Hay que resaltar que Mara y sus cómplices se alistan para seguir medrando del presupuesto por otros 3 años, a partir del próximo 30 de septiembre, además de que la ex locutora de radio y televisión y sus amigos han revelado sus planes de renunciar al cargo en breve para buscar la candidatura al gobierno del estado, cuyas elecciones serán a mediados del 2022.

Para este propósito Carlos Joaquín mueve sus piezas para tratar de imponer como su sucesora en el palacio de Gobierno estatal a Mara Lezama.

Un dato importante es que este gobierno municipal que encabeza la ex locutora de radio y TV arrancará funciones en menos de dos semanas, fue electo por menos de 90 mil personas (37 por ciento del listado nominal de electores, de los cuales, el partido verde sólo le aporto 6 mil votos en la alianza que la postuló por MORENA, PT y MAS) en este municipio de Benito Juárez, habitado por más de casi 700 mil personas.

No me den, póngame donde hay..

Aunque Mara ejerce como presidenta municipal desde octubre de 2018, para los ejercicios fiscales de 2019, 2020 y 2021, el presupuesto aprobado por el cabildo benitojuarense ha sido superior a los casi 13 mil millones de pesos, es recurrente la falta de transparencia en el gasto del dinero público que ha privado en el actual gobierno, encabezado por la ex locutora de radio y televisión.

Ese es el interés que mueve a los dirigentes del cartel del partido verde, manejado de manera astuta por Jorge Emilio González Martínez, amafiado con Mara Hermelinda Lezama Espinosa, para seguir manejando a su conveniencia esos millonarios recursos, más lo que se suman lo que obtienen por “debajo del agua” a costa de comerciantes, empresarios y negocios instalados a lo largo de todo Cancún.

En estas últimas semanas son constantes los enfrentamientos y la “rebatinga” por las direcciones donde se manejan a diario millonarios recursos vía sobornos, ´cochupos´, derechos de piso y otros actos de corrupción, entre allegados a la alcaldesa, personeros del aun desgobernador, Carlos Joaquín y del llamado niño verde.

Es así que direcciones como Desarrollo urbano, Seguridad Pública, Protección Civil, Comercio en la vía pública, Tránsito, Fiscalización, Ecología, Tesorería, Ingresos y Oficialía Mayor, entre otras, son la manzana de la discordia entre estos dirigentes metidos a “servidores” públicos, a quienes solo los mueve la ambición de utilizar a su antojo los recursos públicos.

Con base en información proporcionada por la Dirección General de la Unidad de Vinculación de Transparencia y Acceso a la Información Pública, en 2019 se ejecutaron ocho obras de pavimentación de calles y avenidas mientras que en 2020 solo se realizaron tres y este año seis, lo que demuestra un claro desinterés por el desarrollo del municipio.

Y es que mientras se desconoce a dónde fueron a parar cientos de millones de pesos destinados a la obra pública, el Presupuesto de Egresos para el Ejercicio Fiscal de 2019 fue de un total de 4 mil 7 millones 542 mil 373 pesos, de los cuales fueron destinados a la obra pública 201 millones 332 mil 820 pesos, es decir, 5.02 por ciento del total.

Mientras que para el Presupuesto de Egresos del Ejercicio Fiscal de 2020 se destinaron 4 mil 356 millones 673 mil 929 pesos, de los cuales 297 millones 342 mil 944 pesos se destinaron a obra pública, es decir el 6.82 por ciento del total destinado.

NO hay que olvidar que de los más de 4 mil 10 millones de presupuesto aprobado para este año, más del 60 por ciento se destina a pagar la nómina de los más de siete mil trabajadores del ayuntamiento y un monto de más de 120 millones para convenios con medios de comunicación que sólo hablen bien y difundir notas positivas de la alcaldesa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *