La boda “fifi”, un desliz aristocrático en el entorno de la austeridad juarista

Catapultado a la Presidencia por la aceptación ciudadana de su propuesta de austeridad, entre otras que implican fuertes cambios en la política y la economía del país, Andrés Manuel López Obrador ha sido un virulento crítico de las élites gobernantes por su fastuoso estilo de vida. Incluso emitió lineamientos de conducta para los integrantes de su partido que obtuvieron cargos en la pasada elección. Sin embargo fue César Yáñez, uno de sus más cercanos colaboradores, quien provocó un caudal de críticas por su boda al estilo del sexenio de Peña Nieto: millonaria, ostentosa –pasará a la historia popular como “fifí”– y para colmo exhibida en el escaparate predilecto de los nuevos ricos: la revista ¡Hola!
CIUDAD DE MÉXICO, 7 de octubre 2018.- (Proceso).- Ventana para “celebrities”, realeza europea, actores, deportistas y famosos, todos asistentes a subastas de arte, exclusivos eventos deportivos, pasarelas organizadas por diseñadores de fama mundial, o bien sus versiones vernáculas, la revista ¡Hola! México es ya la favorita de la clase política que, en el sexenio que termina, hizo costumbre lucirse en su portada.
Ahora, en pleno periodo de transición, dicha publicación es la primera en exhibir el glamur de la élite lopezobradorista que asumirá el poder el próximo 1 de diciembre.
La portada de su edición 609 –que empezó a circular el pasado jueves 4, aunque está fechada el 11 de octubre– muestra a plana entera la pareja de César Alejandro Yáñez Centeno Cabrera y Dulce María Silva Hernández sobre un fondo rosa en el que se sobrepuso, justo atrás del hombro derecho del novio, la fotografía del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller. El presidente electo, como testigo principal del enlace.
“Entramos a la celebración de la que todo el mundo habla”, presumió la revista. Al pie de la portada, la foto de un grupo femenino con vestidos rojos lleva este pie: “Las ocho mujeres del momento reunidas en el aniversario del diseñador Benito Santos”. Se trata de ocho actrices de telenovelas que usan atuendos del diseñador jalisciense, quien –se indica en la parte dedicada a la boda– fue quien confeccionó los tres vestidos de la novia para las etapas de la ceremonia.
El pasado 29 de septiembre, a dos meses de que López Obrador asuma la Presidencia de la República, su inseparable colaborador César Yáñez acaparó la atención de medios de comunicación, menciones y comentarios en redes sociales, reconvenciones de simpatizantes de Morena y abiertas descalificaciones por una boda cuyo costo se calculó entre 10 y 13 millones de pesos.
El vendaval de críticas empezaba a amainar cuando la publicación de ¡Hola!, con imágenes notablemente posadas y evidente acceso preferencial a la pareja, dio cuenta de la celebración y provocó que el mismo jueves 4, de gira por Morelos, el presidente electo fuera cuestionado al respecto.
En su “austeridad republicana” AMLO ha fincado gran parte de su discurso político y, aunque en la campaña lo repetía a diario para referirse a los privilegios de los gobernantes y sus colaboradores, en las semanas que siguieron a la elección presidencial se convirtió en el eje de su propuesta de reducción salarial para los altos funcionarios que en estos días se ha usado en su contra, tanto como la expresión coloquial que dio pauta para que la prensa y las redes sociales denominaran el enlace de Yáñez como la “boda fifí”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *