Magistrados avalan injusticias; Diputados y Gobernador las solapan

  • Audio destapa pactos de corrupción y opacidad en el Tribunal de Justicia Administrativa
  • También se revela que los cargos que reciben los Magistrados, superiores a los 100 mil pesos mensuales, son como pago de favores partidistas

Redacción/PDC

CHETUMAL.- En represalia por denunciar actos de corrupción, opacidad y violencia de género, a Llublyn Fuentes Gómez, fue despedida como titular de la Unidad de Capacitación y Profesionalización del Tribunal de Justicia Administrativa.

En un audio que hizo público Fabiola Cortes, presidenta de la Asociación Civil Somos tus Ojos Por la Transparencia, a través del portal Periodismo en Colectivo, se escucha un dialogo en la que interviene Isabel Cecilia González Glennie, magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo, y Llublyn Fuentes Gómez.

En el audio se oye a Isabel González Glennie, magistrada de la Tercera Sala Unitaria, reconocer que su cargo es un “espacio” del PAN, y que se lo debe al diputado Eduardo Martínez Arcila. Se oye cómo ésta reprime y regaña con palabras altisonantes y en tono de elevada prepotencia a Llublyn Fuentes Gómez, quien tenía el cargo de titular de la Unidad de Capacitación y Profesionalización del Tribunal de Justicia Administrativa.

Un audio en el que interviene Isabel Cecilia González Glennie, magistrada del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo, y una exfuncionaria de nombre Llublyn Fuentes Gómez, revela un pacto de lodo en la designación de magistrados y personal del Tribunal de Justicia Administrativa, el cual, paradójicamente es parte del Sistema Estatal Anticorrupción.

Con claridad, la Magistrada González Glennie, que devenga un salario de más de 100 mil pesos mensuales, según revela personal del TJA, expone que las magistraturas son “espacios” de los partidos políticos y que la contratación de personal es por amiguismo.

En el audio se escucha a Isabel González Glennie, magistrada de la Tercera Sala Unitaria, reconocer que su cargo es un “espacio” del PAN, y que se lo debe al diputado Eduardo Martínez Arcila. Se oye cómo ésta reprime y regaña con palabras altisonantes y en tono de elevada prepotencia a Llublyn Fuentes Gómez, quien tenía el cargo de titular de la Unidad de Capacitación y Profesionalización del Tribunal de Justicia Administrativa.

“(…) ante lo inminente, yo pedí y ese fue un favor a mi persona, una, que yo fuera la que te lo dijera y dos que yo te pudiera dar opción, porque si a ti no te importó mi imagen a mí sí me importa mucho, y la de Eduardo Martínez porque no se te olvide que quien hizo la llamada fue Eduardo. Ya no es un espacio de Eduardo pero en su momento lo era y quien hizo la llamada fue él, y si a ti no te importa quiénes operaron para que tú entraras yo te informo que a mí sí me importa, porque no es Llublyn Juana Pérez, hija de quién sabe quién chingaos. (Es) Llublyn, la amiga de Isabel, la panista, la que entró por el espacio del PAN, recomendada por Eduardo. Nooo maaamees, y perdón que sea grosera (…)”, expresa la letrada.

La juzgadora impuesta por el PAN, en un tono altanero, le pregunta a su amiga Llublyn Fuentes, que cómo se quiere ir del Tribunal, si despedida o ‘renunciada’:

Gonzaléz Glennie apoyó, sin éxito, la precandidatura de Margarita Zavala a la dirigencia nacional del PAN, fue asesora de Carlos Joaquín, en la campaña por la gubernatura del Estado.

MAGISTRADA ISABEL: Entonces, vuelvo a repetir, ¿cómo te quieres ir?

LLUBLYN: no pus.. no lo sé.

MAGISTRADA ISABEL: No sabes, ¿qué es lo que no te hace decidir?

LLUBLYN: Uhmmm

MAGISTRADA ISABEL: Qué quieres, trabajo ya no lo tienes (inaudible) ahora dime, qué quieres (…) porque en eso radica la diferencia.

LLUBLYN: Uhm, pues yo creo que con el honor y la dignidad

MAGISTRADA ISABEL: ¿Y cuál de las dos formas es la correcta para salir con honor y con dignidad?

LLUBLYN: Pues es que ninguna de las dos, o sea ninguna de las dos, porque un despido sería, bueno, por haber hablado o por…

MAGISTRADA ISABEL: ¿Quién te dice que te están despidiendo por haber hablado?. Es en serio que a tu edad, ¿crees que por eso se te está despidiendo; o sea no tienes la capacidad de entender en qué te equivocaste; Llublyn?!

LLUBLYN: En la forma

MAGISTRADA ISABEL: En todo momento. No solo con eso. Desde que entraste al Tribunal te has equivocado en tus formas, con todo el mundo, desde el más mínimo detalle, en cada que ibas a un evento, cómo tratas a la gente que convive contigo, desde el primer día, desde el primer momento, en el 80% de tus acciones te equivocaste en la forma

LLUBLYN: ¿Y por qué nunca se me dijo?, hasta ahora

MAGISTRADA ISABEL: Yo creo que sí hubo momentos en los que yo hablé contigo, y tengo muy presente la vez que yo hablé contigo, estando yo en el aeropuerto, fui muy clara y muy contundente y te dije lo que tenías que hacer y cómo deberías conducirte. Y cuando yo te digo Llublyn que no sabes dónde estás parada, y te lo digo como amiga, por eso estás aquí sentada, porque somos amigas, porque a una amiga no se le sacrifica como te pensaba sacrificar eh, porque hay formas y modos, porque una cosa es que entienda la necesidad de que te tienes que ir, y otra muy distinta que lo hagan en la forma en que lo podían hacer, no pérate, dame dos minutos, no!, porque Llublyn no es cualquiera, (inaudible). La decisión ya está tomada, no te estoy diciendo qué opinas al respecto, te estoy pidiendo que elijas la forma en la que te tienes que ir, o renuncias o se te despide.

En el diálogo entre la Magistrada y la ex titular de la Unidad de Capacitación y Profesionalización del Tribunal de Justicia Administrativa se hace evidente una relación de vasallaje y dominio mucho más allá de la subordinación laboral.

Llublyn Fuentes Gómez se defiende ante su despido y confronta a la Magistrada diciendo que su despido se debe realizar en sesión de pleno y debe constar en acta pública, a lo que la Magistrada le responde que es facultad del pleno hacerlo, y ‘así como fue nombrada, la pueden despedir cuando quieran’. También le hace ver que es el Presidente del Tribunal de Justicia Administrativa, Alfredo Cuéllar Labarthe, quien está pidiendo su renuncia.

MAGISTRADA ISABEL: (…) y no te hagas la víctima de que porque destapé el problema, no, como tú dices, por tus formas, porque el problema no está en denunciar, Llublyn, lo que está sucediendo

LLUBLYN: Pero lo hice de todas las formas posibles, fui al órgano interno hasta la fecha, la queja que levanté contra Raymundo, hasta la fecha no se ha hecho absolutamente nada porque no me han dicho nada,

MAGISTRADA ISABEL: Aaaaaaah, súper bien. Ahí tenías un motivo para reventar a todo el mundo, claro, no mames…

LLUBLYN: O sea, al haber yo ido, al haber tocado tu puerta, al haber tocado la del Presidente muchas veces, al haber tocado la del órgano interno de control, la única puerta que me quedaba era el Pleno.

La magistrada Isabel Cecilia González Glennie, utilizando en todo momento un lenguaje violento, le reprocha a la ex funcionaria su actuar.

En otra parte del audio se escucha a la Magistrada Isabel Cecilia hablar de la pugna entre su comadre María Guadalupe Leal Uc, Secretaría de la Tercera Sala, y otro funcionario, y expresa el deseo de la ex Síndico municipal de Cancún, de ‘madreárselo’.

MAGISTRADA ISABEL: “Lupita es una extensión de mí, y tiene su propio temperamento, la Maestra Lupita, se contiene, tú crees que no quiera madrearse a Raymundo, no piensas que se la tiene guardada a Raymundo, sabes lo que le quiere hacer a Raymundo; pero es una extensión de mí, en este momento histórico de su vida, y lo tenemos que hacer bien, para que salga magistral”.

A quien se refiere Isabel González es a Raymundo Avendaño Balam, director administrativo del Tribunal.

Guadalupe Leal Uc, es comadre de la magistrada Isabel Cecilia González Glennie, y fue electa como Secretaría de la Tercera Sala, es decir, depende directamente de aquélla, lo cual es un claro acto de nepotismo que además se proyecta con claridad en el audio, cuando la Magistrada dice que “Lupita es una extensión de mí”. A su vez, el cuñado de Guadalupe Leal, Fermín Monje Montiel es secretario particular adscrito a la Tercera Sala, es decir, la de la magistrada Isabel González. La Magistrada también le dio trabajo a otra de sus comadres, una mujer de nombre Cynthia Araceli Quijano Manrique; todos ellos militantes panistas.

En otra parte del audio se oye cómo Llublyn Fuentes Gómez y la Magistrada discuten por el lugar de trabajo al que fue asignada la ex funcionaria, que es Chetumal, pero que ésta quería que fuera Cancún, lo cual habría motivado su inconformidad.

MAGISTRADA ISABEL: Me queda claro Llublyn que no tienes idea de dónde estás parada, y no tienes ni idea las cosas que pasan en el pleno, me queda claro que no ves las sesiones del pleno, que no sabes los temas que traemos, y que no sabes elegir las batallas ni los momentos. No significa que no tengas la razón o que no sea verdad, excepto en una cosa, jamás se te dijo que te quedarías en Cancún, y allí dices que lo hablaste con todos los magistrados. Y si alguien te dijo que el trabajo era en Chetumal y que lo pensaras antes de aceptar, fui yo, así que a mí no me puedes decir que se te prometió Cancún

LLUBLYN: No dice que se prometió Cancún

MAGISTRADA ISABEL: Sí lo dice

LLUBLYN: No dice

MAGISTRADA ISABEL: Sí lo dice

LLUBLYN: Dice que me dijeron que me tocaba donde…

MAGISTRADA ISABEL: Sí lo dice, y si algo yo te dije a ti fue que el trabajo es en Chetumal, y si algo te reiteré después, fue te quedas en Chetumal, hasta te dije, tómatelo como vacaciones, llévate un libro, si quieren que hagas horas nalga haz horas nalga. Te lo dije o no te lo dije?. Pero yo no sé ese afán tuyo y de Alfredo (Cuéllar Labarthe) de contraponerse tú con esta intención de no estar en Chetumal, y él de no dejarte salir de Chetumal. No entiendo las posiciones, pero por desgracia no me compete a mí decidirlo.

Más que un conflicto laboral, el audio grabado por una de las intervinientes revela cómo se reparten las magistraturas y los cargos en la administración pública, además, el trato déspota y denigrante que utiliza Isabel Cecilia González Glennie hacia una de sus amigas a quien le consiguió la plaza de la que fue despedida y en la que recibía una remuneración bruta de 37 mil 894 pesos, según información pública.

Lo cierto también es que la Magistrada Isabel González tiene tras de sí un negro historial, pues además de ser una militante panista, que poco antes de ser electa Magistrada seguía ostentando un cargo en el PAN, el año pasado benefició a empresarios taurinos con una medida cautelar que les permitió realizar una corrida de toros que había sido suspendida el 20 de diciembre de 2019, y que se celebró en la Plaza de Toros de Cancún a pesar de un amparo concedido a la asociación Opus Magnum, que señaló directamente a la Magistrada por su ilegal determinación.

Este no es el único escándalo en el que está envuelto el Tribunal de Justicia Administrativa, el primero y muy grave, fue la elección de Fernando Gama Rodríguez, quien es Magistrado de la Segunda Sala, y que para ser electo presentó un curriculum falso, pues no cumplía con los requisitos de elegibilidad, pero además cuenta con una denuncia en trámite ante la Fiscalía Anticorrupción del Estado de México por enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Con información de Periodismo en Colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *