BALACERA QUE SE PROLONGÓ POR MÁS DE 7 HORAS, ENTRE POLICÍAS Y SUPUESTOS NARCOS DEJA AL MENOS 21 MUERTOS EN COAHUILA

Los fallecidos en el enfrentamiento sucedido en la localidad de Villa Unión son 17 presuntos pistoleros del Cartel del Noroeste, cuatro agentes y dos civiles

VILLA UNIÓN, COAHUILA, 2 de diciembre, 2019.- Al menos 23 personas murieron el sábado en un tiroteo entre agentes de las fuerzas de seguridad y supuestos miembros del Cartel del Noroeste (CDN) en la localidad de Villa Unión, según ha confirmado el gobernador del estado de Coahuila, Miguel Riquelme, al que pertenece el municipio situado en el noreste de México.

El enfrentamiento comenzó el sábado en el pequeño pueblo de Villa Unión, en el estado de Coahuila, a unos 60 kilómetros de la ciudad fronteriza de Piedras Negras. Allí, al menos cuatro agentes y 10 civiles perdieron la vida.

El domingo, las autoridades informaron que horas después otros siete civiles sospechosos fueron abatidos por la policía tras escapar del lugar del suceso e intentar huir rumbo al estado vecino de Nuevo León.

Los civiles iban armados y las autoridades creen que eran pistoleros de la “Tropa del Infierno”, un brazo armado del Cártel de Noreste (CDN), fruto de la escisión de Los Zetas, que tuvo fuerte presencia en Coahuila.

Los fallecidos son 10 civiles armados, presuntos pistoleros del CDN, y cuatro agentes, ha explicado el gobernador ante la sede de la presidencia municipal, cuya fachada recibió decenas de disparos durante el tiroteo, que se alargó más de siete horas en esa localidad situada a unos 60 kilómetros la frontera con Texas (EE UU).

Además, seis policías han resultado heridos, aunque se encuentran fuera de peligro, mientras que varias personas se encuentran en paradero desconocido. Al parecer, los agresores se llevaron a otros civiles para que les orientaran en su huida de la ciudad.

Por otra parte, en el exterior de la Alcaldía de Villa Unión, en cuya fachada se puede ver cómo fue rafageado el inmueble por el grupo delictivo, el Mandatario Estatal informó a representantes de medios de comunicación que los agresores se llevaron a civiles a fin de que les orientaran sobre la salida de las brechas, tras la puesta en marcha del operativo para repeler el ataque.

El gobernador ha explicado que el CDN intenta diariamente entrar en Coahuila e hizo un llamamiento a la población. “Quiero hacer un llamado a la calma, no vamos a permitir el reingreso del crimen a la entidad. Utilizaremos la fuerza del estado mexicano para enfrentar este tipo de delitos”, ha asegurado.

Indicó que cuatro menores ya fueron liberados por los sujetos y que están tratando de localizar a un adulto y un menor que fueron llevados por los delincuentes a bordo de un vehículo en el que emprendieron la huida y a quienes utilizaron de rehenes y para que les indi9caran como salir de la zona.

Señaló que para contener la agresión armada fue de gran apoyo los tres helicópteros del Estado, en particular para rastrear las brechas que hay entre Villa Unión y Piedras Negras, ciudad que se localiza a unos 70 kilómetros.

La Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila ha informado “de forma preliminar hasta el momento” de la muerte de cinco civiles armados del CDN abatidos por elementos de seguridad. “Fuerzas de seguridad de los tres órdenes de gobierno se encuentran en Villa Unión (Coahuila) en un operativo coordinado en contra de un grupo de civiles armados que esta mañana ingresaron a ese municipio”, indicó la Secretaría en un comunicado oficial.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Unos atacantes llegaron en un convoy de 12 camionetas y empezaron a disparar contra la estación de policía y el ayuntamiento.

“De manera sorpresiva se presentaron, querían causar ruido, caos y miedo”, dijo Riquelme.

Narcedalia Padrón Arizpe, alcaldesa de la localidad, dijo que las “ráfagas” de disparos empezaron a escucharse hacia el mediodía, así como “explosivos de granadas”.

La balacera se prolongó hasta que llegaron las tropas del ejército mexicano, que abatieron a los civiles armados, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado de Coahuila.

La SSP dijo que responderá con fuerza ante este tipo de acciones y aseguró que el combate a grupos delincuenciales es permanente.

Desaparecidos

Dos personas se encuentran en paradero desconocido, declaró Riquelme a medios locales.

“(Los atacantes) se los llevaron para que los orientaran por las brechas para poder escapar de aquí, nos falta un adulto y un niño. Cuatro menores más ya fueron hallados”, declaró el gobernador.

También hizo un llamado a la calma: “No vamos a permitir el reingreso del crimen a la entidad”, declaró ante la prensa.

Villa Unión es una localidad vecina a Allende, en donde hace años ocurrió una brutal masacre a cargo de Los Zetas que dejó decenas -o cientos- de desaparecidos.

Entre 2007 y 2013, en Coahuila hubo asesinatos atroces, muchos de ellos acometidos por Los Zetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *