¡TIENE ARSÉNICO, COBRE!: Imparable la llegada de sargazo a las costas del Caribe mexicano

  • En un estudio realizado por la UNAM,  entre 2018 y 2019, científicos analizaron 63 muestras de estas macroalgas en diferentes localidades y también encontraron aluminio, calcio, cloro, cobre, hierro, potasio, magnesio, fósforo, plomo, rubidio, azufre, silicio, estroncio, torio, uranio, vanadio y zinc, entre otros.
  • “Si bien algunos de estos elementos son nutrientes esenciales, otros pueden llegar a ser tóxicos. El que más preocupa es el arsénico, pues se detectó en todas las muestras colectadas, y en la mayoría en concentraciones que superan los límites establecidos para consumo humano y animal”.
  • Podría cambiar el color del mar en unos años, de no parar la conbtaminación

Redacción/PDC

CANCÚN, 20 de junio de 2021.- El sargazo es un fenómeno medianamente nuevo en el país, pues estas algas comenzaron a llegar a las costas de Quintana Roo desde finales de 2014 y se intensificó en 2015, pero en 2018, el volumen fue exagerado, su llegada continuó hasta septiembre de 2019 y después decayó; sin embargo, en las últimas semanas el número de playas con excesivo o abundante sargazo va en aumento en las zonas hoteleras.

La Red de Monitoreo del Sargazo Cancún informó que un total de 40 playas reportan un excesivo o abundante sargazo, mientras que en 11 se registra una cifra moderada, en 15 muy bajo y en 14 reportan que no hay algas. Si has llegado hasta aquí, muy seguramente te estás preguntando qué es el sargazo, cómo se produce y por qué llega a las costas de Quintana Roo y sobre todo si puede ser un problema tanto para la economía, como para el medio ambiente en aquel estado.

En los últimos dos años, la Secretaría de Marina (Semar) ha recolectado 10 mil 462.76 toneladas de sargazo en altamar y en las playas de siete municipios de Quintana Roo.

¿Qué es el sargazo?

El sargazo es una macroalga que se ha convertido en un problema para las autoridades de Quintana Roo, pues su llegada masiva perjudica el turismo y empaña el característico color azul turquesa de las playas de este estado.  Su existencia es vital para el funcionamiento de ecosistemas marinos pues proporciona refugio y alimento a diversas especies de tortugas, peces, camarones y cangrejos, explica la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

¿De dónde viene el sargazo?

Esta macroalga proviene de dos lugares: el Mar de Sargazo, cerca de las Islas Bermudas y recientemente del norte de Ecuador. Se acumulan frente a las costas de Brasil y gracias a las corrientes marinas, entran al Caribe, de acuerdo con Marta García y Brigitta Ine Van Tussenbroek, investigadoras del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.  El sargazo crece rápidamente porque residuos orgánicos de todo tipo se convierten en nutrientes que fertilizan a la macroalga, lo que provoca que su biomasa se duplique cada 18 días, lo que rebasa por mucho el equilibrio ecológico.

¿Por qué es tan peligroso el sargazo?

El sargazo pelágico, que llega masivamente al Caribe mexicano desde 2014, contiene elementos como arsénico, cobre, manganeso y molibdeno, que en altas concentraciones pueden ser dañinos para la humanidad, la flora y fauna local, afirmó Rosa Elisa Rodríguez Martínez, de la Unidad Académica de Sistemas Arrecifales, del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) de la UNAM, con sede en Puerto Morelos, Quintana Roo. En un estudio liderado por la universitaria (2018 y 2019) en el que analizaron 63 muestras de estas macroalgas en diferentes localidades, también encontraron aluminio, calcio, cloro, cobre, hierro, potasio, magnesio, fósforo, plomo, rubidio, azufre, silicio, estroncio, torio, uranio, vanadio y zinc, entre otros.

“Si bien algunos de estos elementos son nutrientes esenciales, otros pueden llegar a ser tóxicos. El que más preocupa es el arsénico, pues se detectó en todas las muestras colectadas, y en la mayoría en concentraciones que superan los límites establecidos para consumo humano y animal”, destacó.

Desde que inició la llegada masiva de sargazo a nuestras costas, una preocupación fue la presencia de metales pesados y metaloides, porque las algas pardas contienen alginatos que favorecen su absorción, y porque ya había algunos reportes en otros lugares del Caribe de elementos tóxicos. Sin embargo, hasta ahora todos los estudios que se habían hecho eran en un solo lugar o en un mes específico, resaltó.

“Por ello, quisimos ir más allá y saber qué tan variable era la concentración de los diferentes elementos, incluidos metales pesados y semimetales”, enfatizó. Los otros daños del sargazo Otra de las complicaciones de la llegada masiva del sargazo es que se acumula en las orillas de las playas, se descompone y comienza a emitir un olor fétido, proveniente de los gases que suelta el sulfuro de hidrógeno, de acuerdo con información del instituto Gulf and Caribbean Fisheries.  Además, la multiplicación del sargazo está costando pérdidas monetarias a la industria del turismo, de acuerdo con Amparo Martínez, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (Inecc).

Investigadores de la UNAM informaron que el sargazo podría cambiar definitivamente el tono del mar en los próximos cinco o 10 años debido a los fluidos que expulsa la planta en su proceso de descomposición.

Además, la orilla de la playa, que solía ser suave y blanco, ahora está cubierto por el alga que se seca, provocando que cuando se revuelve, la arena adquiera una textura rasposa y café.  En meses pasados circuló un video de una mujer que intentando nadar entre el sargazo estuvo a punto de ahogarse y que fue rescatada por los mismos turistas del lugar.

¿Dónde hay sargazo?

La Red del monitoreo de sargazo muestra informes diarios de la presencia del alga en las playas del caribe mexicano y lo cataloga de bajo a excesivo.

Mahahual, Cancún, Playa del Carmen, Tulum, Isla Mujeres, Cozumel y Puerto Morelos son algunas de las playas que han tenido consecuencias por la llegada de sargazo.  En los últimos días, especialistas de la UNAM, definieron tres subcomités científicos para atender en el corto, mediano y largo plazo la llegada masiva de sargazo a las costas de Quintana Roo.

Con información de Milenio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *