Desesperado el Niño Verde busca interlocución con el presidente López Obrador

Redacción/PDC

El llamado “niño verde”, Jorge Emilio González Martínez, heredero del convenenciero partido Verde, esta que no lo calienta el quemante sol de Cancún, por los constantes rechazos del presidente Andrés Manuel López Obrador y busca a través de distintos interlocutores encontrarse con él.

Incluso, siendo uno de los orquestadores de las campañas mediáticas en contra de personajes que se oponían a la reelección de Mara Lezama, por los constantes actos de corrupción de la alcaldesa y su círculo más cercano, sobre todo, algunos integrantes del partido verde, Jorge Emilio ha buscado desesperadamente reunirse con diversos actores políticos y empresariales para que intercedan por él ante el presidente López Obrador.

A través de otros políticos y empresarios, también le ha pedido que le ayuden a reunirse con personajes cercanos al presidente, pero la negativa ha sido contundente: Nada con la mafia verde.

Los llamados kiwis, verdes por dentro y morenos por fuera, tratan de chantajear al presidente López Obrador como lo han hecho con otros gobernantes, ofreciéndoles apoyo a cambio de darles votos en las cámaras legislativas,  para sacar iniciativas y buscando espacios para lograr candidaturas en próximas elecciones,

El video mandado a difundir el año pasado por Manuel Velasco por órdenes del “niño verde”,  donde quisieron involucrar a Pio López, hermano del presidente, es la ´gota que derramó el vaso´, ya que los verdes trataron de manipular y chantajear, revirtiéndose los señalamientos.

López Obrador ha dicho que no va a tolerar que el verde quiera “chantajear” su acompañamiento en las reformas constitucionales.

Y como muestra es que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) siguen indagan diversas anomalías del ex gobernador verde de Chiapas, Manuel Velasco.

A los verdes se les olvidó que antes de 2018, dirigentes y legisladores de ese partido lo hayan llamado “populista”, “mesiánico” o “peligro para México”, cuando se aliaron con el PRI y con el PAN.

Casi nadie desconoce también que su paso por el sistema de partidos haya sido el de lucrar con la política.

Y como muestra las dos administraciones municipales más recientes, la de Remberto Estrada, postulado por el PVEM y la de Mara Lezama, que si buen fue propuesta de MORENA; en los hechos actúa y se desempeña como una verde más.

Igual ha sucedido en otros ayuntamientos o con funcionarios o diputados del Verde, que son señalados y enfrentan acusaciones penales.

Otra muestra: el diputado verde y aún presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la XVI legislatura, Gustavo Miranda, y el dirigente estatal del Verde, Pablo Bustamante, sobre quienes pesan cuatro carpetas de investigación dentro de Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Quintana Roo (FECCQROO), por denuncias por despojo y otros delitos.

También se ha difundido en diversos medios que las autoridades de la FGR investigan los nexos de algunos de los integrantes del verde con la llamada “mafia rumana” o “banda de la Riviera Maya.

Vienen sorpresas por el lazo de la mafia Rumana con Jorge Emilio y sus operadores políticos de Quintana Roo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *