“CACERÍA” DE PERROS: Personal del Centro de Atención Canina fue denunciado por persecución y maltrato animal

  • Personal de la Dirección de Salud Municipal intentó retirar a los perros de las inmediaciones del rastro de Chetumal, para trasladarlos al Centro de Bienestar Animal, pero sin el manejo adecuado lo que ocasionó qué varios de los animales resultaran lesionados.
  • El 21 de abril del año pasado, el rastro municipal de Othón P. Blanco fue suspendido por determinación de la Dirección de Protección de Riesgos Sanitarios y de la Secretaría de Salud estatal, al encontrar fallas en higiene y otras observaciones sanitarias.

Redacción/PDC

CHETUMAL, miércoles 27 de abril, 2022.- La Asociación Protectora de Animales “Toda Vida es Importante” presentó una denuncia en la Procuraduría de Protección al Ambiente y ante la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) por la inoperancia y la falta de capacitación y de sentido común del personal del Centro de Atención Canina y Felina (CACyF).

El representante de la asociación, Rafael Rivero Aburto mostró un video donde se muestra el maltrato que recibió un perro que fue capturado por trabajadores del Centro de Atención Canina y Felina (CACyF) de la ciudad de Chetumal.

“Lamentablemente ya tenían sometido a un perrito que ya estaba agonizando al cual pudimos observar y obtener evidencia e hicimos los señalamientos debido a que hay una norma que cumplir, pero obviamente esta gente desconoce o evade la ley”.

Son alrededor de 20 canes que deambulan en las cercanías de las instalaciones del rastro municipal en el Parque Industrial de Chetumal y son alimentados con restos de comida, pero el gobierno municipal de Othón P. Blanco considera que los canes son un riesgo sanitario debido a que pudiera darse algún tipo de contaminación en el rastro a través de las heces de los animales y de ahí el plan de deshacerse de los perros a través de un operativo de captura y sacrificio que estaría a cargo de los trabajadores del Centro de Atención Canina y Felina.

El 21 de abril del año pasado, el rastro municipal de Othón P. Blanco fue suspendido por determinación de la Dirección de Protección de Riesgos Sanitarios y de la Secretaría de Salud estatal, al encontrar fallas en higiene y otras observaciones sanitarias.

Rafael Rivero Aburto, precisó que “no es culpa de los animales sino de los trabajadores qué no realizan un manejo adecuado de los desechos dejándolos al aire libre, lo que atrajo a los canes, o no cercar la zona para evitar que entren hasta el lugar”, aseguró.

Dijo que personal de la Dirección de Salud Municipal intentó retirar a los perros para trasladarlos al Centro de Bienestar Animal, pero sin el manejo adecuado lo que ocasionó qué varios de los animales resultaran lesionados.

El activista aseguró que pedirán a los diputados del Congreso del Estado, por conducto de la comisión respectiva, que también emita un exhorto a la autoridad municipal de Othón P. Blanco y cumpla con las obligaciones y funciones qué indica la ley de Bienestar Animal.

Con información de Noticaribe Peninsular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *