EL CÁRTEL DEL DESPOJO II: Líderes del PVEM encabezan la estafa de departamentos de lujo en Cancún

  • Se trata de un esquema delictivo organizado para apoderarse ilegalmente de propiedades en zonas turísticas de alto costo, que involucra no sólo al partido del Tucán sino a diputados que la XVI Legislatura de Quintana Roo

Redacción/PDC

CANCÚN.- Latinus reveló la complicidad entre líderes del PVEM en Quintana Roo, que encabezan una célula de despojo de departamentos de lujo. En esta nueva entrega, Latinus comprueba sociedades entre los protagonistas, que revelan sociedades empresariales, más allá de una amistad.

Se trata de un esquema organizado para apoderarse ilegalmente de propiedades en zonas turísticas de alto costo, que involucra no sólo al partido del Tucán sino a diputados que la XVI Legislatura de Quintana Roo.

De acuerdo a un reportaje del portal Latinus, realizado por el periodista Claudio Ochoa Huerta señala: “El cartel del despojo no sólo está integrado por el diputado del partido verde, Gustavo Miranda García, también la mamá de este, la ´socialite´ Erika Luz García Deister,así como el dirigente estatal del PVEM, Pablo Bustamante, para lograr apoderarse de inmuebles de lujo, amplio su esquema de operación con amigos y conocidos y colaboradores cercanos, incluso con los que mantienen sociedades actuales.

En un reportaje anterior, Latinus publico parte de una denuncia que ya se había publicado en 2019 en el diario Novedades de Quintana Roo y otros medios locales, donde hablaban del llamado “Cartel del Despojo”, en donde se evidenció el método utilizado para despojar de departamentos y casas de lujo por parte de este grupo que presume ser el “futuro de Quintana Roo”.

Erika Luz García Deister, madre del diputado verde, Gustavo Miranda, actual presidente de la Junta de Coordinación Política de la XVI Legislatura de Quintana Roo, contrataba a supuestos empleados para su empresa de tiempos compartidos con sueldos superiores a los 90 mil pesos, aunque en realidad eran los mejores amigos de su hijo y otros colaboradores.

A la par, Erika García compraba a crédito propiedades de lujo, mismas que dejaba de pagar. En ese momento, los supuestos emp0leados, entre ellos, el líder del partido verde en Quintana Roo, Pablo Bustamante, la demandaban laboralmente; en complicidad la Junta de Conciliación y Arbitraje, en procesos “fast track” resolvía a favor de los supuestos empleados y se cobraban con las propiedades adquiridas por Erika García Deister.

De manera inmediata el Registro Público las ponía a su nombre, dejando en total indefensión a los dueños anteriores, quienes ya no tenían a quien demandar. Así fue como se apoderaron de un departamento en el complejo Maioris Tower.

El portal que dirige el periodista yucateco Carlos Loret, se revela que no sólo hay amistad entre el llamado “cartel del despojo”, sino empresas formadas después de los juicios laborales amañados.

Tal es el caso de Jorge David Segura Rodríguez, identificado como el operador de los negocios y el que no se mezcla con la política y que también se hizo pasar como trabajador de Erika García Deister y argumentó ganar 90 mil pesos mensuales por vender tiempos compartidos.

En el 2015, demandó junto a tres personas más a Erika García para quedarse con un departamento en el condominio de lujo La Vista en el Table en Cancún. Tres años después de la demanda, en 2018, Segura Rodríguez constituyó la empresa Xolos Transfers S.A. de C.V., con Gustavo Miranda García, el hijo de su ex jefa, a la que supuestamente demandó y se convirtió en su socio,  que se dedica a la prestación y explotación del autotransporte terrestre  federal, de acuerdo con el Registro Público del Comercio.

En sus redes sociales, esta empresa ofrece tours, traslados a los aeropuertos y zonas arqueológicas de Quintana Roo.

Jorge David Segura Rodríguez, presume en sus redes sociales ser empresario transportista y tiene 20 por ciento de esa propiedad, acompañado del diputado Gustavo Miranda García y otras dos personas, más, Obed Rafael Laguna Hernández y Josué Jesús Toscano Rubalcaba. Pero la sociedad no es lo único, ya que a pesar de sus supuestos pleitos laborales, en el equipo del diputado Gustavo Miranda, también presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Quintana Roo, aparece Eugenio Segura Vázquez, como subsecretario de Servicios administrativos.

Él, es primo de Jorge David Segura Rodríguez y encargado de los movimientos financieros en el Congreso de Quintana Roo.

A este esquema del “cartel del despojo”, hay que sumar a una persona más, Mónica Adriana Meléndez Martínez. Ella trabajo como jefa de departamento en el Congreso de Quintana Roo, y como mano derecha del diputado Gustavo Miranda. En el 2017, ambos constituyeron la empresa Grupo EG Miranda S.A. de C.V., con el objetivo de adquirir, enajenar y administrar toda clase de bienes e inmuebles.

Mónica tiene el 40 por ciento de las acciones y el diputado Gustavo Miranda, el 20 %.

Antes de estar en el Congreso y en la sociedad en mención, Mónica Adriana Meléndez Martínez demando a Erika García Deister, en otro juicio amañado simulando ser su trabajadora, pero ella con un sueldo de 250 mil pesos mensuales.

Como resultado de esta complicidad, Mónica Adriana Meléndez Martínez se quedó con un departamento de lujo en la Torre Emerald, en la zona hotelera de Cancún, con un valor de más de 30 millones de pesos.

Erika García Deister apenas lo había adquirido a una ´persona identificada como Adriana Zavala vara, com o parte de la compra-venta Erika ofreció 18 millones de pesos de contado y el resto a crédito y como garantía de pago dejo dos departamentos, uno el del Maioris Tower y otro en el condominio La Vista en el Table, con un valor de 8 millones de pesos.

Ya ninguno le pertenecía a ella, sino a sus “empleados” Luis Pablo Bustamante Beltrán, presidente estatal del partido verde y Jorge David Segura Rodríguez.

De tal manera que Erika García Deister robó dos veces, primero el departamento de Maioris Tower y el de La Vista en el Table, simulo dos juicios laborales para que se los quedarán sus “trabajadores”, al mismo tiempo que los dejaba como garantía para obtener el de la Torre Emerald, que nunca termino de pagar.

Tras la publicación del primer reportaje “El cartel del despojo” en Latinus, la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo, aseguró que abrió de oficio, una carpeta de investigación al encontrar elementos suficientes.

Sin embargo, su titular, la cuestionada y polémica Rosaura Villanueva Arzápalo se ha negado a dar entrevistas para informar el avance de las investigaciones. De igual forma, el gobernador Carlos Joaquín González del PAN, PRI, PRD y la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, de Morena, quien lleva como su compañero de fórmula a Pablo Bustamante, como candidato a sindico en la planilla de MORENA al ayuntamiento de Benito Juárez, uno de los líderes de este esquema fraudolento, se han negado a dar entrevistas sobre el tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *