Las víctimas del genocidio gitano fueron homenajeadas en la Universidad Nacional de Tres de Febrero


Buenos Aires, Argentina, a 7 de agosto de 2018.- En el Auditorio de la Sede Rectorado Centro de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) se realizó ayer lunes la primera conmemoración oficial en Argentina del Holocausto Gitano a manos de los nazis.

Como remarcó el Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo de la Nación, Claudio Avruj, el acto significó un paso importante en la construcción de la memoria colectiva. “Es la primera vez que Estado y sociedad civil se unen para hacer visible esta matanza sufrida por el pueblo gitano”, afirmó el funcionario resaltando que “no hay posibilidad de crear sociedad si permanecemos indiferentes a un sector”.

En ese sentido, el director del Instituto de Políticas Migratorias y Asilo de la UNTREF, Lelio Mármora, llamó la atención sobre el recrudecimiento de actitudes y políticas discriminatorias en varios países. “Hay una especie de dinámica perversa entre la especulación electoralista y el incremento del racismo, la xenofobia y el fundamentalismo religioso”, expresó. Por su parte, el director ejecutivo del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Jonathan Karszenbaum, comentó la importancia de poner al descubierto todo el sistema de persecución nazi.

“Los gitanos murieron en los mismos campos de concentración y las mismas cámaras de gas que los judíos”, señaló. Según explicó, El Porraimos, como se conoce al genocidio gitano, integró el mismo plan de segregación y exterminio. “Quienes enseñamos sobre el Holocausto debemos exponer la enorme complejidad y peligrosidad que implicó la Alemania nazi para la civilización occidental y la humanidad toda”, afirmó. Acompañándolo estuvo la fundadora del museo, Eugenia Unger, una sobreviviente de aquellos años que contó emocionada cómo fue rescatada por gitanos.

El presidente de la Asociación Romaní en Argentina, Jorge Bernal, habló de la significación de la fecha. Tal como detalló, el Día Internacional del Genocidio Gitano remite al asesinato de 3000 hombres, mujeres y niños gitanos en el campo de concentración Auschwitz-Birkenau el 2 de agosto de 1944.

“Los que han trabajado estos temas dicen que hay entre quinientos mil y un millón de gitanos asesinados durante el nazismo, pero un profesor de Estados Unidos, Ian Hancock, estima que se trata de un millón y medio. Su hipótesis es que a muchos se los mataba en el lugar y que se los censaba con la nacionalidad que tenían y no por su grupo de pertenencia”, detalló.

Elizabeth Infante de San Juan, referente de la comunidad gitana en Salta, agradeció el reconocimiento de este holocausto “que nosotros llamamos el holocausto olvidado”, y se refirió a la labor social que lleva adelante con jóvenes de la colectividad en su provincia. “Transformamos el sufrimiento en arte, mostrando las tradiciones y los valores de nuestro pueblo a través de la pintura. Hoy nos dieron la posibilidad de exponer en el Museo de Arte Contemporáneo de Salta para que la sociedad vea la riqueza de nuestra cultura en contra de los prejuicios”, compartió con los presentes.


Eugenia Unger, fundadora del Museo del Holocausto de Buenos Aires; Roberto Juan y Elizabeth Infante de San Juan.

 

Discriminación vigente

El escritor gitano Jorge Nedich manifestó su preocupación por la dura realidad que viven muchos de sus hermanos y hermanas, resaltando que las prácticas y leyes de segregación iniciadas por el nazismo siguen vigentes. Según sus estimaciones, un 95% de la población gitana en Argentina no terminó la escuela primaria y un 40% está indocumentada. “Al no poder asistir a la escuela, los chicos no conocen cuáles son sus derechos ni los de los demás. No tienen trabajos socialmente reconocidos y quedan relegados a actividades como la venta ambulante. Tampoco están bancarizados ni pueden acceder al crédito”, resumió.

Nedich, que viene del campo de la educación, planteó la necesidad de incluir en los manuales escolares un acápite sobre la llegada de los gitanos a nuestro país. “El desconocimiento es un factor importante para empezar a discriminar”, enfatizó. Por último, pidió que el Estado redoble esfuerzos para incluir a los gitanos en el sistema educativo y pensar en un plan integral que busque su inserción laboral e incorporación a los servicios de salud. (Fuente: Universidad Nacional de Tres de Febrero)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *