TRAMO 5 SUR: Semarnat autoriza MIA a favor del Tren Maya

  • Una vez se resuelvan las suspensiones por los amparos, continuarán las obras del proyecto insignia de AMLO 

Redacción/PDC

RIVIERA MAYA, 28 de junio, 2022.- La Semarnat autorizó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya tramo 5 sur, a 36 días que Fonatur ingresó el documento para su evaluación ante la dependencia federal; lo anterior supone la primera destraba legal para reiniciar los trabajos.

Se trata de una autorización de manera condicionada a favor del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para que una vez se resuelvan las suspensiones por los amparos, pueda reiniciar los trabajos, los cuales se encuentran paralizados desde abril.

Según consta en la Gaceta Ecológica de la Semarnat, el documento de más de 6,000 hojas —que contiene la caracterización de la zona que impactará la vía, así como los riesgos para el entorno— fue ingresado a evaluación apenas el 17 de mayo pasado y quedó aprobado el 21 de junio, apenas cuatro días después de concluida la consulta pública que recibió cientos de señalamientos sobre incongruencias, inconsistencias y falta de información técnica sobre el impacto que tendrá el tren en una zona en la que abundan ríos subterráneos, cavernas y cenotes.

Se trata de un tiempo récord, ajustado casualmente a los tiempos del proceso judicial paralelo que enfrenta el proyecto, pues dicha aprobación se presentó ayer en la fecha fijada para la audiencia constitucional del amparo 884/2022 que mantiene detenidas las obras desde el pasado 18 de mayo.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) presentó el jueves la MIA aprobada ante el juez Adrián Fernando Novelo Pérez, titular del Juzgado Primero de Distrito en Yucatán, para solicitar que se deseche la suspensión definitiva de las obras, al contarse ya con la autorización de impacto ambiental. Ante ello, la audiencia se aplazó hasta el 28 de julio de este año.

Según el oficio DG-03703-22 girado al promovente, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autoriza el cambio de uso de suelo de una superficie de 485.47 hectáreas de selva mediana subperennifolia y vegetación secundaria ubicada en los municipios de Solidaridad y Tulum.

Tras la autorización de la MIA, el próximo 1 de julio el Juzgado Primero de Distrito, con residencia en Mérida, evaluará si existen razones suficientes para retirar la suspensión definitiva dentro del amparo indirecto 884/2022.

El propio vocero de Fonatur, Fernando Vázquez Rosas, ya había adelantado que están muy confiados en que con la aprobación de la MIA por parte de Semarnat se desechen los amparos que mantienen detenido el avance en la construcción de este tramo.

El funcionario aseguró que el Tren Maya está avalado por una autorización provisional otorgada por la Semarnat, así como por el acuerdo firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador que hace de éste, y otros proyectos federales, obras de interés público y seguridad nacional, lo cual les permitió iniciar obras de manera anticipada antes de tramitar la autorización de impacto ambiental.

Durante su proceso en materia de Derecho Ambiental, contó con una consulta pública y una reunión pública informativa, ésta última realizada en el ejido Jacinto Pat, de Tulum, donde la comunidad de ambientalistas cuestionó a los especialistas de Fonatur sobre diversas omisiones de documentación técnica en la MIA.

En esta semana, Fernando Vásquez Rosas, representante de comunicación de Fonatur, aseguró que el proyecto pronto sería reiniciado. Se espera en las siguientes horas el posicionamiento de los ambientalistas que han interpuesto los amparos contra el proyecto federal.

CONSULTA PÚBLICA

El pasado mayo, se informó que Fonatur ingresó la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya, Tramo 5, ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para iniciar un proceso de consulta pública. Los interesados emitieron opiniones de mitigación ambiental hasta el 17 de junio.

Ello, horas después de que Semarnat dio a conocer el ingreso del documento. Los interesados pudieron consultar la MIA ingresando la clave del proyecto 23QR2022V0020 en www.semarnat.gob.mx/gobmx/transparencia/constramite.html.

También se pudo consultar en la delegación de la Semarnat en el bulevar Kukulcán, kilómetro 4.8, en Cancún.

El documento técnico fue ingresado el pasado 17 de mayo en la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental, de la Semarnat para iniciar la evaluación del citado tramo Playa del Carmen-Tulum, que está suspendido de manera provisional por el juicio de amparo indirecto 884/2022, por carecer de documentos que avalen el inicio de trabajos.

La consulta pública la fundamenta la Semarnat en el artículo 34 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y el Reglamento en Materia de Impacto y Riesgo Ambiental que prevén de dichos mecanismos para consultar y verter opiniones sobre proyectos que plantean repercusiones a los ecosistemas.

Grupos ambientalistas basaron los amparos contra el tramo 5 sur, justamente en la ausencia de esta autorización, la cual debió haberse tramitado antes de que se ejecutara el desmonte de selva al poniente de Playa del Carmen, cuyas imágenes han sido ampliamente difundidas en medios de comunicación y redes sociales.

Documentos elaborados por grupos ambientalistas advierte una afectación adversa severa para el sistema kárstico por las vibraciones del tren durante su operación; durante la preparación del sitio y construcción, con hundimientos y derrumbes por la operación de maquinaria pesada; igualmente, adverso severo para la fauna por la fragmentación de su hábitat durante la etapa de preparación.

81007043. Campeche, 7 Oct 2018 (Notimex-Especial).- El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Campeche, Víctor del Río R. de la Gala, afirmó que el proyecto del Tren Maya es una obra muy importante de más de mil 500 kilómetros que va a unir poblados y generará conectividad en toda la Península de Yucatán. NOTIMEX/FOTO/ESPECIAL/COR/EBF/TREN/

El documento ingresó a destiempo porque el desmonte comenzó tres meses antes, y supuso un acto de autoridad arbitrario que derivó en la presentación de varios amparos indirectos.

El proyecto abarcará 516 hectáreas de las cuales, 405.9 corresponden a derecho de vía, 47.8 hectáreas a pasos vehiculares, 23.9 hectáreas a estaciones en Playa del Carmen y Tulum, 16.6 hectáreas a caminos de acceso. Las hectáreas restantes serán para bases de mantenimiento, campamentos, subestaciones, pasarela peatonal, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *