Piden a AMLO que interceda para hacer justicia a Roberto, que quedó parapléjico tras agresión de vecino

CIUDAD DE MÉXICO, 1 AGOTO 2018.- A las afueras de las oficinas del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se encuentra Roberto González, quien quedó parapléjico tras la agresión sufrida por su vecino Rodrigo Galán y su esposa. Solicita sea escuchado para que se haga justicia, debido a los agresores llevan 19 meses sin sentencia.

Acompañan a Roberto, amigos y familiares, quienes portan pancartas, a través de las cuáles muestran su inconformidad contra las autoridades de Playa del Carmen, por la falta de celeridad a la resolución del caso.

Han pasado 19 meses desde la agresión. Desde entonces, Roberto González no habla, no camina y no puede abandonar la cama, donde hoy continúa recibiendo todo tipo de terapias.

Toma esta terapia ocupacional seis días a la semana. Un tratamiento con el que intenta recuperar su capacidad de comunicación.

El pasado 7 de diciembre, Roberto González se presentó en una cama médica en los juzgados de Quintana Roo donde llevan su caso contra Rodrigo Galán, el presunto agresor.

Fue así, con un lápiz en la boca, que compareció por primera vez ante un juez.

Mientras tanto, en Cancún, el inicio del juicio oral en contra de Rodrigo Galán por el delito de lesiones calificadas se pospuso una vez más.

Sus abogados presentaron tres apelaciones. En contra de las medidas cautelares que le fueron impuestas.

Contra la declaración que Roberto González dio ante el juez postrado en una cama.

Y contra la posibilidad de un procedimiento abreviado, con lo que Rodrigo Galán evitaría el juicio, posibilidad que no fue admitida por los familiares de Roberto González.

El Poder Judicial de Quintana Roo no ha resuelto al respecto y un año después de la agresión, el juicio oral no ha comenzado.

En marzo de 2017, un juez de Control de Primera Instancia, dictó auto de vinculación a proceso por el delito de lesiones a Rodrigo Galán, acusado de agredir a Roberto González, quien permanece internado en un hospital por las lesiones recibidas.

A partir de las pruebas presentadas por la defensa de la víctima, el juzgador determinó que existen los elementos suficientes para iniciar el juicio.

Sidharta Bermudez Eckstein, abogado de Roberto González comentó:

Estamos muy satisfechos, aunque no es suficiente el resultado obtenido. Se dictó hace unos minutos el auto de vinculación a proceso por el delito de lesiones calificadas, previstas y sancionadas por el articulo 98 en relación al 100, fracción III del Código Penal vigente en el estado de Quintana Roo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *