Explota ducto de Pemex en Hidalgo, en plena ordeña

Hasta la mañana de este sábado contaban 66 muertos y 76 heridos

TLAHUELILPAN, HIDALGO, 19 DE ENERO, 2019.- (apro).- La ordeña del ducto Tuxpan-Tula, de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la comunidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, provocó una explosión justo en el momento en que un centenar de personas recogían el combustible estancado en las inmediaciones de la tubería perforada.

Anunció que activó el Plan DN-III y dio la instrucción para atender a los afectados, mismos que están siendo trasladados a hospitales regionales de Tula.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a todo su gobierno para prestar auxilio a los afectados. Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, supervisa los trabajos en la zona.

Petróleos Mexicanos (Pemex) activó el plan del Grupo de Respuesta y Atención para Manejo de Emergencias. Además, puso a disposición 11 ambulancias, 13 médicos de urgencias y dos especialistas, y en acción la alarma verde en el Hospital de Tula.

Las personas con quemaduras graves serán trasladados al hospital Norte y Sur de la Ciudad de México, indicó la empresa productiva del Estado.

Asimismo, señaló que los habitantes de la zona ya fueron desalojados y el área fue acordonada, en donde laboran autoridades estatales, municipales y el Ejército mexicano.

“La explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo se derivó de la manipulación de una toma clandestina para robo de combustible en el ducto Tuxpan-Tula. Este accidente no afecta el suministro de gasolinas en la Ciudad de México”, reportó Pemex.

Huachicoleaban momentos antes

A pesar de la presencia militar, la multitud logró introducir vehículos, en los que cargaban los bidones de combustible llenos, para trasladarlos a sus casas.

Se dice que fue debido a ello que se generó la explosión del ducto, lo que provocó de inmediato la movilización de los cuerpos de rescate.

De acuerdo con testimonios de habitantes de Tlahuelilpan, tras el fuerte estruendo, se escuchó el llanto de la gente, quienes gritaban que se estaba quemando.

Personal de bomberos, así como militares y policías de la región, laboran en el sitio de la explosión.

AUMENTAN LAS VICTIMAS

El gobernador del estado Hidalgo, Omar Fayad, dijo en una conferencia de prensa junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador que hay registro de 76 personas heridas tras la explosión de este viernes en la tarde, que ocurrió cuando personas intentaban llenar contenedores con combustible que brotaba desde el ducto fracturado.

La cifra de personas fallecidas por la explosión de un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex en el centro del país, provocada por una toma clandestina para la extracción de combustible, subió a al menos 66, dijeron este sábado en conferencia conjunta con López Obrador, en la que también se dio esta información:

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a los familiares de las víctimas por el incendio en el ducto en el ducto Tuxpan-Tula, que todo el gobierno de México está con ellos, que “de manera sincera nos entristece lo sucedido”. A los familiares de los heridos, “que estamos dando atención especial en hospitales que se está buscando salvar vidas, que eso es ahora para nosotros lo más importante, que no se presenten más decesos”.

Obrador anunció que suspenderá la gira que tenía prevista para este sábado y domingo en Guanajuato y Jalisco.

Acerca de la actuación de los elementos del Ejército, el Presidente destacó que se enfrentaban a un ambiente hostil (agresivo) por parte de las personas que trataban de hacerse llegar de gasolina.

El gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, informó que fue a las 16:50 horas que el Gobierno del estado informó a las autoridades federales de una fuga ilegal en la comunidad Tlahuelilpan, y después de las 17:00 horas se presentaron las Fuerzas Armadas. Por la presión del ducto, empezó a soltar hidrocarburo por lo que cientos de personas se arremolinaron para recoger con bidones la gasolina. Luego sucedió la explosión. Informó que, al momento, hay 66 personas fallecidas y 76 heridas. Afirmó que la forma de respetar la memoria de las víctimas será llegar a la verdad de lo que ocurrió. Abundó que hay coordinación entre todos los órdenes de gobierno para la atención a los heridos.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, explicó que cerca de las 17:00 horas de este viernes se presentaron 25 elementos el protocolo de seguridad indica que cuando se detecta una fuga en un ducto, se cierra la válvula. Aseveró que el ducto estaba suspendido desde el 23 de diciembre y en proceso de empaque para iniciar operaciones. Se abrió nuevamente, pero estaba bajo vigilancia, porque lo que la operación se detuvo cuatro veces antes de la fuga. El presidente Obrador precisó que las válvulas fueron cerradas a tiempo, pero aún quedaba combustible en el ducto Tuxpan-Tula, hecho por el cual se tardó en sofocar el incendio.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, precisó que fueron entre 600 y 900 personas las que se encontraban en el lugar al momento de la fuga clandestina. Mencionó que 25 elementos del Ejército se presentaron en el sitio alrededor de las 17:00 horas, pero algunas de personas se tornaron agresivos, e incluso comenzaban a llegar más. Narró que la gente ubicada en la toma clandestina, ya tenían sus ropas impregnadas de combustible.

El General Luis Crescencio Sandoval aseguró que, al momento de llegar al lugar, los elementos del Ejército no encontraron gente armada.

El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, recordó que esa instancia ya abrió una investigación, y se levantan todos los indicios para conocer quién o quiénes hicieron esta toma clandestina de forma intencional.

El Presidente Obrador afirmó que se tienen que hacer los peritajes conforme a la ley y no hacer especulaciones, respecto a si algún grupo de la delincuencia organizada estuvo involucrando. Afirmó que, aunque duela mucho seguirá adelante con su plan contra el huachicol; “no vamos a detenernos, vamos a erradicar esto, que no solo daña materialmente por este comercio negro de combustibles, sino la pérdida de vidas humanas”. Indicó que martes y jueves acudirá a las comunidades cercanas a los oleoductos de Pemex, para pedir a los habitantes que abandonen las prácticas de huachicol, y no apoye a quienes distribuyen combustible robado.

El Primer Mandatario aseguró que este incidente en Tlahuelilpan, Hidalgo, no fue por el desabasto de gasolina que se vive en la entidad, sino porque es una práctica recurrente la sustracción ilegal de combustible. López Obrador llamó a los ciudadanos que estuvieron en los hechos y salieron ilesos, que colaboren con las autoridades. “Yo pido a la gente, de Hidalgo incluso a los que participaron, que nos ayuden, y que den su versión, no solo lo que sucedió este viernes, sino el por qué de esta actitud, estoy seguro que nos van a ayudar. (Con información de Proceso y Reuters)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *