ADVIERTEN ACADÉMICOS SOBRE VIOLACIONES AMBIENTALES EN EL PROYECTO DE DRAGADO DEL CANAL DE ZARAGOZA

El proyecto se maneja con gran sigilo con el argumento de “seguridad nacional”, por lo que se desconoce el contenido de las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA) que permita implementar acciones de mitigación ambiental, denuncian

CHETUMAL, Q. ROO, 6 de diciembre, 2019.- El dragado del Canal de Zaragoza que realiza la Secretaría de Marina viola toda normatividad ambiental y pone el riesgo el equilibrio ecológico al destruir vasta zona de manglar así como ecosistemas, denunciaron Héctor Hernández Arana y Roberto Herrera, investigadores del Colegio de la Frontera Sur.

Manifestaron que el proyecto se maneja con gran sigilo con el argumento de seguridad nacional, por lo que se desconoce el contenido de las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA), que se exigen en cualquier proyecto y que permita implementar acciones de mitigación ambiental. Hernández Arana manifestó la preocupación por el daño que ocasionan los trabajos del dragado a los sistemas costeros por el incumplimiento a la normatividad existente que está ocasionando un evidente daño a la zona de manglar.

Hasta el momento se desconoce el impacto real y la superficie afectada por la violación a la Norma Oficial Mexicana que protege a todas las variedades de manglares. No hay un respeto a la normatividad existente pero tampoco una supervisión de esa normatividad, afirmó.

 

Manifestó que el estado de Quintana Roo siempre se presenta como una entidad que busca fomentar la economía verde, con estrategias para adaptarse a los cambios regional y global derivado de cambio climático, “pero al persistir la práctica de interrumpir los ecosistemas no son congruentes con la política implementada por el gobierno federal al afectar el manglar en una zona de interconexión entre la zona de arrecifes y la Bahía de Chetumal y pone en riesgo esa zona aumentando la vulnerabilidad en caso de tormentas”.

Asimismo, Hernández Arana dijo que el dragado está ocasionado problemas de erosión al generar cambios al interior de la Bahía de Chetumal y en la línea costera, “ya que se abre un canal donde el flujo de agua es muy intenso y eso produce dispersión de arena hacia otras zonas”.

Manifestó que como investigadores desconocen la manifestación de impacto ambiental actual ya que la primera autorizó la ruptura de la barrera de arena que conecta a la Bahía con la zona arrecifal, con un argumento de continuidad de un proyecto de un siglo pasado lo que muestra una incongruencia entre el decir y el actuar.

Por su parte, Roberto Herrera recordó que los primeros trabajos de dragado ocasionaron mortandad de peces y la modificación del habitat de la especie marina de macabies que es parte fundamental de la actividad económica de los habitantes de Xcalak.

Dijo que hay un proyecto para la construcción de un desarrollo turístico en los terrenos que fueron entregados al gobierno del Estado y que prácticamente es zona de manglar. La zona del dragado del canal de Zaragoza se encuentra en medio de tres zonas naturales protegidas lo que amplia el potencial de impacto ambiental, advirtió.

La Secretaría de Marina trabaja prácticamente sobre el santuario del manatí violando ademas la ley de manglar y ocasionando la entrada de especies nocivas como el pez león y de sargazo a la Bahía de Chetumal.

Aunado a la problemática ambiental, explicó que se ha presentado problemas de invasión de tierras por parte de políticos que buscan adueñarse de esa zona.

Manifestaron que como investigadores les preocupa la violación a la normatividad ambiental y la falta de estrategias para mitigar el daño al medio ambiente de la zona. Con información de Noticaribe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *