Refinerías y Tren maya también van a consulta ciudadana

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre, 2018.- Román Meyer, quien fungirá como próximo titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), anunció este jueves que, así como se llevará a cabo la consulta ciudadana para elegir el destino del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), se harán consultas para definir proyectos como el Tren Maya y las refinerías.
“Sí, refinería, tren Maya, cualquiera de las opciones de los megaproyectos se tendrá que llevar a cabo un proceso de consulta participativa también”, dijo.
Indicó que será respetado el mismo proceso y que ya se ha hablado al respecto con quien está llevando el proyecto del Tren Maya, por lo que están en proceso de determinar cuáles serían los mecanismos para hacer la consulta.


Durante el foro “Impacto urbano y de suelo del NAIM”, especialistas cuestionaron también la seriedad de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto, explicaron que existen pocas garantías de imparcialidad y que no se puede comparar la opción de Texcoco -que es una obra ya en desarrollo y con mucha información negativa- con la de Santa Lucía, de la que ni siquiera hay un proyecto.
Al respecto, Meyer defendió la consulta ciudadana, considerándola como una nueva forma de participación.
“Es una consulta confiable, seria. Va a ser una consulta transparente, no lo digo yo, esa es mi opinión personal, hay quien puede diferir y por eso se trata que la gente pueda diferir al respecto”, dijo.
Además negó que la cancelación de la obra en Texcoco tenga un impacto negativo para México.
Durante el foro, tanto especialistas en estudios metropolitanos como economistas, arquitectos y urbanistas reconocieron que cualquiera de las dos opciones, Santa Lucía o Texcoco, tendrían daños ecológicos, por lo que se requiere hacer más estudios.

Texcoco o Santa Lucía. Foto: Especial
La mayoría evitó decidirse por alguna de las opciones que estarán en consulta entre el 25 y 28 de octubre próximos.
Uno de los participantes, José Castillo Oléa, doctor en urbanismo en la Universidad de Harvard, criticó la seriedad de la consulta que se llevará a cabo.
“Si su primer ejemplo de consulta es una consulta como ésta, que no tiene ni forma ni procedimientos ni cumple con los estándares, se está sembrando una semilla que va a ser difícil de revertir”, dijo.
Él fue el único que dio su elección entre las dos opciones, indicando que votaba por Texcoco, pero que tenía que replantearse y mejorarse.
“Si nos molestan por cómo se desarrolla el proyecto, reformemos esos aspectos; si nos preocupa que sólo sean cinco grandes constructoras las que tienen los contratos, busquemos los mecanismos para que haya más participación inmobiliaria; si nos preocupa la corrupción, mejoremos los mecanismos de rendición de cuentas y transparencia; si nos preocupa la cuestión ambiental, llevémoslo a las cortes”, dijo.
Por su parte, Isela Orihuela, miembro del Sistema Nacional de Investigadores dijo que cualquiera de las dos opciones es viable pero “no como están ahorita”.

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de octubre, 2018.- Román Meyer, quien fungirá como próximo titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), anunció este jueves que, así como se llevará a cabo la consulta ciudadana para elegir el destino del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), se harán consultas para definir proyectos como el Tren Maya y las refinerías.
“Sí, refinería, tren Maya, cualquiera de las opciones de los megaproyectos se tendrá que llevar a cabo un proceso de consulta participativa también”, dijo.
Indicó que será respetado el mismo proceso y que ya se ha hablado al respecto con quien está llevando el proyecto del Tren Maya, por lo que están en proceso de determinar cuáles serían los mecanismos para hacer la consulta.
Durante el foro “Impacto urbano y de suelo del NAIM”, especialistas cuestionaron también la seriedad de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto, explicaron que existen pocas garantías de imparcialidad y que no se puede comparar la opción de Texcoco -que es una obra ya en desarrollo y con mucha información negativa- con la de Santa Lucía, de la que ni siquiera hay un proyecto.
Al respecto, Meyer defendió la consulta ciudadana, considerándola como una nueva forma de participación.
“Es una consulta confiable, seria. Va a ser una consulta transparente, no lo digo yo, esa es mi opinión personal, hay quien puede diferir y por eso se trata que la gente pueda diferir al respecto”, dijo.
Además negó que la cancelación de la obra en Texcoco tenga un impacto negativo para México.
Durante el foro, tanto especialistas en estudios metropolitanos como economistas, arquitectos y urbanistas reconocieron que cualquiera de las dos opciones, Santa Lucía o Texcoco, tendrían daños ecológicos, por lo que se requiere hacer más estudios.

Texcoco o Santa Lucía. Foto: Especial
La mayoría evitó decidirse por alguna de las opciones que estarán en consulta entre el 25 y 28 de octubre próximos.
Uno de los participantes, José Castillo Oléa, doctor en urbanismo en la Universidad de Harvard, criticó la seriedad de la consulta que se llevará a cabo.
“Si su primer ejemplo de consulta es una consulta como ésta, que no tiene ni forma ni procedimientos ni cumple con los estándares, se está sembrando una semilla que va a ser difícil de revertir”, dijo.
Él fue el único que dio su elección entre las dos opciones, indicando que votaba por Texcoco, pero que tenía que replantearse y mejorarse.
“Si nos molestan por cómo se desarrolla el proyecto, reformemos esos aspectos; si nos preocupa que sólo sean cinco grandes constructoras las que tienen los contratos, busquemos los mecanismos para que haya más participación inmobiliaria; si nos preocupa la corrupción, mejoremos los mecanismos de rendición de cuentas y transparencia; si nos preocupa la cuestión ambiental, llevémoslo a las cortes”, dijo.
Por su parte, Isela Orihuela, miembro del Sistema Nacional de Investigadores dijo que cualquiera de las dos opciones es viable pero “no como están ahorita”.

Imagen de cómo se vería parte del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía Fuente: Especial
Explicó que la opción de Texcoco necesita trabajar en la transparencia y rendición de cuentas, en la planeación urbana y en garantizar el respeto al medio ambiente, pero que en el caso de Santa Lucía no está ni siquiera en un proyecto y que, por lo tanto, no es posible elevar sus implicaciones.
“No me siento cómoda votando por uno de los dos proyectos, porque no existen los elementos, las bases para emitir una opinión”, dijo a su vez la coordinadora del Programa Universitario de Estudios Metropolitanos de la UAM, Ligia González de Alba.

Cuando terminó el foro, un hombre del público propuso realizar la consulta una vez que Andrés Manuel López Obrador haya asumido el cargo como Presidente y, entonces, tendrá las facultades para legalizar la consulta y que se investigue quiénes vendieron los terrenos de Texcoco para castigarlos por traicionar a la nación.
“Hay que saber quiénes están intentando hacer negocios en Texcoco, que no nos extrañe que sea Carlos Salinas de Gortari a través de Carlos Slim”, dijo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *