“PASE VERDE”: La UE plantea pasaporte digital sanitario para reactivar viajes

  • El certificado para permitir la movilidad en la zona euro contendrá información acerca de vacunas, resultados de pruebas y datos sobre la recuperación del titular si previamente contrajo Covid-19.

Redacción/PDC

BRUSELAS.- La Unión Europea va a proponer un certificado electrónico personal de vacunación contra el coronavirus, en un esfuerzo por impulsar los viajes por la Unión Europea una vez que se acelere la lenta campaña de inmunización del bloque.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, dijo que el “Digital Green Pass” (Pase Verde Digital) previsto dará pruebas de inoculación, resultados de pruebas de quienes aún no reciben la vacuna e información sobre la recuperación del titular si previamente contrajo la enfermedad.

“El Pase Verde Digital debería facilitar la vida de los europeos”, escribió Von der Leyen en Twitter. “El objetivo es permitirles moverse de forma segura dentro de la Unión Europea o el exterior”.

El plan, del cual se espera que se presente una descripción este mes, es una respuesta a la presión de Grecia y algunos Estados miembros más de la Unión Europea de introducir los “pasaportes de vacunación” de la Unión Europea para ayudar a reactivar la devastada industria de viajes de la región y la economía más general.  Sin embargo, las medidas propuestas por la comisión se van a examinar de cerca debido a preocupaciones como la privacidad, la posibilidad de que incluso las personas vacunadas puedan propagar el covid-19 y la posible discriminación contra quienes no han tenido oportunidad de vacunarse.

En una posible oposición, Sophie Wilmès, ministra de Relaciones Exteriores de Bélgica, expresó su preocupación sobre el plan. Dijo que si bien la idea de un documento digital europeo estandarizado es algo bueno, la decisión de diseñarlo como un “pase” es “confuso”.

“Para Bélgica, no se trata de vincular la vacunación con la libertad de movimiento en Europa”, escribió Wilmès en Twitter, y agregó: “El respeto del principio de no discriminación es más fundamental que nunca, ya que la vacunación no es obligatoria y el acceso a la vacuna todavía no es generalizado”.

Fritz Joussen, director ejecutivo de Tui, el mayor operador de turismo de Europa, dijo que “con un certificado uniforme de la Unión Europea, los políticos ahora pueden crear una base importante para los viajes de verano”. Pero agregó que las pruebas se mantienen como “la segunda piedra angular para unas vacaciones seguras”. Los escépticos de los pasaportes argumentan que será injusto restringir los derechos de viaje de las personas solo porque todavía esperan su turno para recibir la vacuna contra el covid.

Por su parte, Gloria Guevara, CEO del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, señaló que es importante no discriminar a los países menos avanzados y los viajeros más jóvenes, o los que no pueden o eligen no ser vacunados.

“El futuro de los viajes se trata de una combinación de medidas como pruebas integrales, uso de mascarillas, mejoras de los protocolos de salud e higiene, así como los pases digitales para viajes específicos”, agregó.

El objetivo de la Comisión Europea de vacunar a 70 por ciento de los 446 millones de residentes del bloque para septiembre significa que muchas personas quizá pasen el verano sin ser vacunadas.

Si bien algunos países exigen que los visitantes estén vacunados contra enfermedades infecciosas como la fiebre amarilla, una diferencia crucial con el coronavirus es que esas vacunas están disponibles para los viajeros que las soliciten, lo que no sucede con las de Covid.

Fuente: Financial Times.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *