INVIERTEN Є7.000 MILLONES: Amazon entra en Hollywood con la compra de la Metro Goldwyn Mayer

  • El estudio cinematográfico es propietario de franquicias como James Bond, Rocky, Poltergeist y la trilogía de El Hobbit

Redacción/PDC

LOS ÁNGELES.- Amazon confirmó ayer la compra de Metro Goldwyn Mayer (MGM), el estudio cinematográfico propietario, entre otras, de la franquicia de James Bond, por 8.450 millones de dólares, algo menos de 7.000 millones de euros. Con su adquisición, la compañía de Jeff Bezos se garantiza los derechos para redifundir la gigantesca biblioteca de más de 4.000 películas y 17.000 horas de series que atesora el estudio, al tiempo que se recrudece la batalla por el reinado del streaming, que por ahora lidera Netflix.

Fundado en 1924, MGM, que suma más de 180 Óscars y cien Emmys, es responsable de otras franquicias importantes, como la saga Rocky, Poltergeist o la trilogía de El Hobbit, además de estar detrás de películas como Instinto básico, Rain Man, Un pez llamado Wanda, Toro salvaje, Robocop y Thelma y Louise, entre otras. En lo que a ficción televisiva se refiere, MGM se ha encargado de títulos como Fargo, El cuento de la criada y Vikingos. Dice la nota de prensa difundida por Amazon que la compañía «ayudará a conservar la herencia de MGM y su catálogo, y proveerá a sus clientes de un mejor acceso a estas piezas clásicas», lo que viene a confirmar que esta colección de películas y series pasará a formar parte del catálogo de Amazon Prime Video.

Pero hay más. «El valor financiero real detrás de este acuerdo está en la propiedad intelectual, en el fondo de catálogo, que planeamos reimaginar y desarrollar junto con el talentoso equipo de MGM. Es muy emocionante y brinda muchas oportunidades para contar historias de alta calidad», dijo Mike Hopkins, vicepresidente senior de Prime Video y Amazon Studios. Y es que esta es la otra pata sobre la que se asienta la adquisición: poder desarrollar nuevas secuelas, reboots e incluso series de los grandes títulos que posee MGM. La guerra por nutrir de fondo de catálogo a las plataformas comenzó cuando Disney compró Fox e incluyó su fondo en Star, el área que Disney+ dedica al contenido más adulto. Hace apenas unos días, AT&T, propietaria de HBO y WarnerMedia, se fusionaba con Discovery. Al margen se encuentran Netflix y Apple TV+, que lo están invirtiendo todo en producciones propias. A ellas se enfrenta Amazon Prime Video en un momento en que las empresas buscan hacer una mayor base de suscriptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *