FLORENCE CASSEZ ANTE DETENCIÓN DE GARCÍA LUNA: “Por fin lo empiezan a desenmascarar. Por fin lo van a juzgar. Por fin va a salir la verdad”

Así reaccionó la ciudadana francesa ante la detención del ex jefe policiaco, responsable del montaje televisado sobre su captura y que la mantuvo más de 7 años en prisión

Perdida su historia en el alboroto mediático y político del caso Florence Cassez, Israel Vallarta, dos de sus hermanos y tres sobrinos –supuestos cómplices de la francesa en la banda Los Zodiaco– siguen encarcelados desde hace más de 14 años en penales de máxima seguridad. No han recibido sentencia en primera instancia y sus procesos están estancados. De sus expedientes se desprende que fueron sometidos a torturas y que sus casos están plagados de violaciones al debido proceso. Esto último, clave para liberar a Cassez, en los Vallarta no se ha aplicado. La liberación de la francesa no ha tenido efecto alguno sobre sus destinos.

FRANCIA, 14 de diciembre, 2019.- Florence Cassez habló sobre la detención de Genaro García Luna: “sentí algo parecido a un inmenso alivio. Pensé: por fin. No dejaba de repetirme mentalmente: por fin. Por fin cayó García Luna. Por fin lo empiezan a desenmascarar. Por fin lo van a juzgar. Por fin va a salir la verdad”.

En entrevista con la revista Proceso, la ciudadana francesa adelanta que sus abogados ya preparan una nueva demanda para reactivar su caso, relativo a su estadía de siete años en prisión.

Cassez fue detenida, junto con Isael Vallarta, el 8 de 2005 mediante el montaje televisado de un operativo de elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI), que dirigía Genaro García Luna, en el que supuestamente capturaron a dos secuestradores y liberaron a tres supuestas víctimas.

Curiosamente, 14 años después, el 9 de diciembre pasado, García Luna, exdirector de la AFI en el sexenio de Vicente Fox y exsecretario de Seguridad Pública, en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, fue detenido en Estados Unidos acusado de vínculos con el Cártel de Sinaloa. ¿Se percató de la coincidencia en las fechas? le pregunta Anne Marie Mergier, la corresponsal de Proceso en Francia. “Es difícil (no estar impactada por la noticia). Es difícil no pensar en las vueltas que da la vida”, dice sobre la captura de García Luna.

Sé que mucha gente debe pensar que me puse feliz, que hoy saboreo mi revancha. Que tengo mi venganza. ¿Y no es así? Extrañamente no es así. En realidad, mientras leía las notas periodísticas que reseñaban la detención de García Luna e informaban sobre las acusaciones en su contra me empezaron a saltar muchos sentimientos contradictorios e imágenes violentas. Fue un poco como una erupción volcánica. Fue terrible. No hubo realmente espacio para la alegría ¿Cómo decirle? La palabra que me viene a la mente, aún si no es la más justa es: alivio. Sentí algo parecido a un inmenso alivio. Pensé: ¡Por fin! No dejaba de repetirme mentalmente: ¡Por fin!

Por fin? “Por fin cayó García Luna. Por fin lo empiezan a desenmascarar. Por fin lo van a juzgar. Por fin va a salir la verdad. Por fin la gente va a saber quién de los dos es el criminal ¿él o yo? Pero al mismo tiempo me costaba trabajo creer que lo habían detenido.

Fue tan poderoso durante tantos años. Aterró a todo el mundo, presionó a todo el mundo: a jueces, periodistas, políticos. Yo tenía la impresión de que aún en su ‘exilio’ dorado en Estaos Unidos seguía siendo peligroso. Con el curso de los años inclusive llegué a pensar que era intocable

Perdón por mi insistencia, pero si yo estuviera en su lugar creo que estaría pensando en que el destino me brinda algo que se parece a a una revancha, insiste la corresponsal.

“¡Pero no está en mi lugar! Aprendí mucho en la cárcel. Esos siete años durante los cuales García Luna se ensañó conmigo me afectaron de manera compleja, por un lado, causaron estragos profundos en mi ser –de los cuales todavía padezco secuelas- por otro, me fortalecieron”.

Florence insiste: “No me alegra que lo hayan detenido y que corra el riesgo de pasar muchos años en la cárcel. Sólo me parece justo. Es justo que tenga que rendir cuentas, es justo que sea juzgado y será justo que, de ser condenado –y lo va a ser- cumpla su sentencia. Justo para mí y justo para sus miles de víctimas”.

Cassez confirmó que piensa reactivar las demandas contra Genaro García Luna, así como a su brazo derecho Luis Cárdenas Palomino, el ex presidente Felipe Calderón, Roberto Gil, quien era su secretario particular y contra Daniel Cabeza de Vaca, quien fue titular de la PGR y contra Televisa.

“En diciembre de 2013 la Corte Suprema de Justicia dictaminó mi liberación por fallas al debido proceso. Ahora quiero que se reconozca mi inocencia. Y también que se reconozca la inocencia de Israel Vallarta quien lleva 14 años en la cárcel sin haber sido juzgado ni sentenciado”.

Florence Cassez dice que está consultando con sus abogados pedir la revisión de su caso. “De todos modos, pienso que la detención de García Luna y la reactivación de mi demanda judicial en México van a incitar a hablar a mucha gente que hasta ahora se había mantenido callada. Sé que van a surgir testimonios que fortalecerán mi posición. Ya los hubo antes de que cayera García Luna, habrá más. Y el proceso de va a acelerar. Va a ver”.

Hizo referencia a las declaraciones que dio la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al diario La Razón, en la que expresa su convicción de que probablemente Cassez y Vallarta “nunca habían sido secuestradores” y que se impone la liberación de Vallarta, supuesto líder de “Los Zodiaco”.

“¿Se da cuenta de la importancia de esa información? Es lo que yo decía ayer. La detención de García Luna lo está acelerando todo… Ahora la doctora Olga Sánchez Cordero enfatiza que se impone investigar a García Luna por mi caso y por el de Vallarta, así como por otras denuncias. Esa declaración llevo años esperándola”.

A principios de marzo de 2016, Juan Carlos y Alejandro Cortez Vallarta, fueron exonerados de los delitos de delincuencia organizada y secuestro y en conferencia de prensa exigieron reparación de daños y resarcimiento de su imagen pública que se vio afectada tras haber sido detenidos por agentes federales a cargo del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. Fuente: Proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *