Preguntas a Mara Lezama acerca del quehacer cultural

Héctor Cobá
Facebook: Héctor Cobá
Twitter: @HctorCob

El preámbulo del inicio del futuro gobierno municipal de Mara Lezama inclinado hacia el deporte, obliga a hacer las siguientes preguntas ¿cómo lograr un equilibrio, un término medio en el fomento cultural para Benito Juárez, a quién pondrá en la cartera respectiva del Instituto Municipal de la Cultura y las Artes; se apropiará de los planteamientos profesionales de una parte de la comunidad cultural que ha identificado los requerimientos necesarios para el municipio, con estos datos elaborará la parte de cultura en su Plan Municipal de Desarrollo; pagará por ese servicio a cada uno de los participantes en las mesas de letras, artes visuales, artes escénicas, música, o ellos; los creadores regalarán ese trabajo intelectual?


¿La gobernante municipal repetirá lo de siempre se le dará el cargo de la directriz cultural al menos apto en pago de un favor político, sólo para salir del paso, al que no sabe hacer nada, pero tiene que ocupar un puesto en el gabinete municipal, eso sí que sea parte ¿o no? del organismo político Movimiento de Regeneración Nacional (Morena)?
¿Podrá consolidar equipos de trabajo a favor de la cultura o serán epígonos en la fabricación de actividades pueriles, de ocasión ajenas a lo cultural? ¿Si se tomará de verdad en cuenta a la comunidad cultural y la gobernante no se dejará llevar por los serviles y farsantes de siempre?
Se atreverá en aras de la modernización administrativa en la era de la globalización, en pleno siglo 21, junto con su ignoto cabildo, ignoto en el quehacer de la administración pública hacer la separación de la Comisión de Educación, Deportes y Cultura, y crear la Comisión de Cultura, así como la Comisión de Educación y deportes para no confundir la magnesia con la gimnasia, poner primero y primero a lo cultural. Financiar mayormente a la cultura, a la que nadie ve como negocio porque a ésta sólo hay que inyectarle e inyectarle dinero, financiamiento y presupuesto, más presupuesto y más presupuesto. ¿Pasará a la historia como la que afirme sí daremos el mayor de los recursos económicos al fomento cultural y habrá respeto para los hacedores de cultura del municipio Benito Juárez o todo lo contrario?
¿Será capaz de instrumentar un sistema eficaz y eficiente para que la cultura llegue a todos los rincones de la geografía benitojuarense, desde Puerto Juárez hasta Alfredo V. Bonfil, desde el centro de la ciudad de Cancún hasta las supermanzanas ultraconflictivas como la 259, Villas Otoch Paraíso, las 100s, las 200s, las 300 y las 500s, desde la Jacinto Pat hasta Avante, Tres Reyes, la colonia Chiapaneca y las orillas de la ciudad?
Podrá hacer trabajo de equipo si vemos un estatal Instituto de la Cultura y las Artes con famélicas acciones cuando se dijo que haría mejor las cosas que las finadas Secretaría de Cultura o Subsecretaría de Cultura, que todas las actividades de cultura serían mejor con un instituto de cultura; a casi dos años de la instancia no se ven beneficios, sí se ven cancelaciones de festivales culturales como el Jats’a-Já y Cruzando Fronteras, ambos en Mahahual, realizados hasta el año pasado en mayo y agosto. Más los que se acumulen…
Es necesario al frente del Instituto Municipal de la Cultura y las Artes de Benito Juárez una persona, desconozco de dónde la van a sacar, que posea experiencia como administrador público de carrera y creador o familiarizado con las actividades culturales, esos dos elementos juntos más que sea consciente de la visión y misión global de la cultura que beneficia a una comunidad como la cancunense y benitojuarense, remontado el exceso de emprendedores culturales que sólo piensa en su ego y en el $$$$, olvidándose que la cultura en sus diversas expresiones debe llegar a los benitojuarenses, a los puertojuarenses, a los bonfileños, a los cancunenses de forma gratuita con una excesiva difusión, pensar en reeducar al consumidor cultural, “matar” el monstruo de dos cabezas que asesina a la cultura: las redes sociales y la televisión comercial.
Tan sólo basta intentar ver el canal 11, sí el cultural, que sólo es posible verlo por televisión de paga o cable, pero por la televisión libre está plagada de insulsos programas estatales, bloqueando la inteligente programación del canal televisivo del Instituto Politécnico Nacional. A quién conviene esto, al Peña Nieto que se va, a los presidentes municipales actuales para que la población no piense o reflexione, o al gobernante en turno Carlos Manuel Joaquín González que ha desilusionado a los quintanarroenses.
¿La comunidad cultural y la comunidad en general, permanecerá pasiva o indiferente ante las decisiones del nuevo gobierno municipal? Urgen respuestas.

hectorcobacc@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *