Don Melquiades, “el perrazo”, la voz del Estadio Azteca falleció este domingo a los 90 años de edad

CIUDAD DE MÉXICO, 5 noviembre, 2018.- El futbol mexicano está de luto. Don Melquiades Sánchez Orozco, quien fuera la voz oficial del Estadio Azteca por 52 años y prácticamente desde la inauguración del ‘Coloso de Santa Úrsula’, murió la noche de este domingo a la edad de 90 años en la Ciudad de México.
El 15 de junio de 1968, fue cuando el locutor tomó por primera vez el micrófono del Coloso de Santa Úrsula después de que Darío Pastrana y Emilio Azcárraga Milmo lo invitaron a trabajar en el inmueble.
A partir de esa fecha, el narrador plasmó con su voz grandes historias llenas de hazañas y alegrías durante 52 años en el Estadio Azteca.
Además, Don Melquiades también formó parte de las empresas radiofónicas XEW y la XEQ durante varios años como profesional del micrófono.
Voz comercial también en la televisión abierta y en la radio durante décadas también fueron parte de su trayectoria.
Don Melquiades faltó por primera vez a un encuentro oficial en el inmueble y también una muerte estuvo involucrada en dicha ausencia.
Fue debido al fallecimiento de su señora esposa, Isela de la Rocha, Don Melquiades falló a la cita con el Azteca el domingo 28 de mayo del año anterior.
Cuestiones de salud lo alejaron paulatinamente del micrófono del Estadio Azteca. Fue remplazado en los juegos de Selección Mexicana y también en el regreso de Cruz Azul al coloso. Sin embargo hace poco recibió un homenaje y se anunció su vuelta como la voz en los juegos del América.

El inicio en los micrófonos fue circunstancial. A sus 18 edad estaba dedicado a la pintura y a su gusto por la electrónica, pero al quedar huérfano decidió buscar trabajo en una emisora de radio de Tepic (donde era originario), en la cual lo eligieron como locutor por su portentosa voz.
El talento que tenía Don Melquiades lo llevó a Guadalajara y en 1956 emprendió su aventura a la Ciudad de México. Su labor como pintor también le dio frutos, pero después entró a Radiópolis, emisora de Emilio Ázcarraga Milmo, quien compró al América y con la construcción del Azteca pidió que fuera Sánchez Orozco la voz oficial del estadio.

Las cualidades del locutor mexicano también lo pusieron como la voz oficial del Canal 5. “Solicitamos su colaboración para localizar…” era parte de su labor para los avisos a la comunidad.
“Nuestro siguiente programa, Don Gato y su pandilla; inmediatamente después, Los Picapiedra”, es otra expresión que quedó marcada en generaciones que disfrutaron de la televisión, con la armoniosa voz de Don Melquiades.
En sus más de cinco décadas en el Estadio Azteca, Sánchez Orozco estuvo presente en los dos Mundiales que se llevaron a cabo en el país. Siendo parte de la historia de los títulos de Brasil con Pelé en 1970, y de Diego Armando Maradona con Argentina en 1986.

Por medio de las redes sociales, el ‘mundo’ futbolístico mandó mensajes de despedida y agradecimiento por la gran labor que realizó durante su carrera profesional.
El llamado “perrazo” fue también el encargado de los mensajes de ayuda social de las personas reportadas como extraviadas en el canal 5 de Telesistema Mexicano, ahora Televisa.

Apenas el semestre pasado, el América realizó un homenaje a su trayectoria en el Estadio Azteca. Nunca faltó a los partidos de las Águilas.ue maestro de Moisés Rivera, quien fue la voz del Atlante durante más de dos décadas.

Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte del locutor, escritor y pintor que alcanzó los 90 años de edad.
La familia ha decidido no hacer funeral y el cuerpo será cremado este lunes.

 

En julio del 2016, Francisco Reyes Olvera, vocero de prensa del América, llegó al Estadio Azteca para apoyara don Melquiades Sánchez Orozco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *