LA AFICIÓN, 89 AÑOS DE PASIÓN POR LOS DEPORTES

Un día como hoy nació “Primer Diario Deportivo de México”: 25 de diciembre de 1930

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de diciembre, 2019.- La Afición cumple 89 años de hacer del deporte una pasión y un estilo de vida. Alejandro Aguilar Reyes, “Fray Nano”, tenía un sueño y lo materializó el 25 de diciembre de 1930, teniendo presente que no sería fácil vender “una hoja en la que no se hable de información política, solo de deportes”.

Pero La Afición llegó con la Navidad. “Fray Nano” no inició esta aventura en solitario, lo acompañaron dos amigos y periodistas, como él, nada menos que Carlos Quirós, “Monosabio”, y Mario Fernández, “Don Facundo”.

Era un emprendedor “Fray Nano”, porque si había ayudado a fundar la Liga Mexicana de Verano de Beisbol, por qué no ahora una publicación totalmente novedosa. Había sido redactor en El Universal y El Universal Gráfico, donde además dirigió las secciones deportivas.

El primer número se lanzó con el cabezal “La Afición. Semanario de Deportes y Toros”. La publicación era la primera de su clase, enfoque y contenido en México.

La portada número uno del año uno tenía como encabezado la noticia de que el equipo de Fabriles (luego llamado Aztecas de Homobono Márquez) había ganado la serie a la novena de Peñoles.

Se publicaron, además, dos fotografías del partido a beneficio entre los clubes de futbol Necaxa y Real España; a partir de ese día, cada jueves aparecía La Afición, por un costo de 5 centavos y el beneficio de disfrutar de materiales exclusivos, desarrollados en 8 planas.

Fue tal el éxito de La Afición, que un año más tarde, y desde las oficinas de avenida Juárez número 88, despacho 211, se decidió salir a la venta dos veces por semana: lunes y jueves. Y para el año 1932, “La Afición. Deportes y Toros” empezó a salir al público lunes, jueves y sábado, gracias a su popularidad y el peso de sus contenidos.

El 31 de diciembre de 1932 La Afición dio un paso trascendental: por primera vez fue de 8 a 16 planas, con un tiraje de 60,062 ejemplares, publicándose hasta seis días a la semana, excepto los domingos.

FECHA CLAVE

El día 6 de noviembre de 1933 es la fecha en que La Afición aparece como el “Primer Diario Deportivo de México”, registrado como el único, hasta el momento, en el continente americano. Era ya también una escuela de periodismo, formadora e impulsora de nuevos talentos, nicho de grandes plumas.

Una carta de “Fray Nano” en esa edición da cuenta de ese episodio de la historia:  “Hoy empezamos una nueva etapa en nuestra vida periodística: La Afición es diario. El próximo mes de diciembre harán tres años que se fundó nuestro periódico.

Los diarios en los que trabajábamos querían hacernos instrumentos de su departamento de avisos, nos quitaban libertad de pensamiento y de acción, y decidimos independizarnos”. Y es así como La Afición siguió creciendo.

El 2 de diciembre de 1934 se publicó el primer suplemento dominical, constó de 34 planas en cuatro secciones.

Después de eso, continuaron las ediciones de 16 planas y suplementos dominicales. El costo se mantuvo en cinco centavos durante poco más de dos décadas y para el año 1961, llegó a los 50 centavos.

FIN DE LA ERA

El 12 de noviembre de 1961 La Afición perdió a su fundador. A las 17:45 horas de ese día, en el Hospital Español, murió Alejandro Aguilar Reyes, “Fray Nano”, víctima de una afección cardiaca, que se complicó por la diabetes.

El día anterior, 11 de noviembre, rescata en su edición La Afición, “Fray Nano”, un periodista de tiempo completo, acudió a la redacción para trabajar como siempre, se retiró temprano a casa y parecía estar bien, pero en la mañana del 12 sintió molestias que se agravaron con las horas.

La trágica noticia no tardó en llegar y se publicó en primera plana: “Fray Nano ha muerto. Esta es la noticia más lacerante, más dolorosa, que jamás haya podido dar La Afición, que fue su periódico, su queridísimo periódico que él fundó, que él impulsó, él hizo triunfar y que siendo su propia vida acabó por ser el ara sobre la cual sacrificó su existencia…”

Fue tal la influencia en el deporte, especialmente en el beisbol, por parte de “Fray Nano”, que fue ingresado al Salón de la Fama del beisbol mexicano y el estadio de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca lleva su nombre; durante tres años los Diablos Rojos del México lo tuvieron como morada, por cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *