AMLO DEDICA SU NUEVO LIBRO A JAIME AVILÉS, DIRECTOR FUNDADOR DE POLEMÓN

El Presidente Andrés Manuel López Obrador no se ha olvidado del periodista Jaime Avilés.

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de noviembre de 2019.- A dos años y medio del fallecimiento del director fundador de Polemón, AMLO le dedicó su último libro titulado Hacia una economía moral, el cual fue presentado hace unos días durante una de sus conferencias matutinas.

En una de las primeras páginas del ejemplar, Andrés Manuel escribió unas palabras muy emotivas dirigidas a Jaime Avilés, periodista con el cual lo unió una entrañable amistad desde los tiempos en que el actual Presidente era el dirigente opositor más importante y combativo en Tabasco.

“Dedico este texto a la memoria de Jaime Avilés, un Quijote humanista de nuestro tiempo” fueron las palabras que el López Obrador escribió en la dedicatoria de su libro.

Jaime Avilés Iturbe nació en 1954, fue reportero y columnista de los diarios Unomásuno, La Jornada, El Financiero y del semanario Proceso.

Cultivó la crónica, género que sin duda manejaba con soltura y del cual fue un maestro. De ello dan testimonios sus libros La Rebelión de los maniquíes (Grijalbo) y Los manicomios del poder (Debate), y cientos de textos que publicó a lo largo de su vida en la prensa.

Carlos Monsiváis lo incluyó en su antología de crónica mexicana A ustedes les consta, en la que recopiló textos de los que a su parecer fueron los mejores cronistas en los últimos dos siglos.

Humberto Musacchio indicó sobre Jaime: “participó en uno de los talleres literarios Punto de Partida, de la UNAM, precisamente en el coordinado por el ecuatoriano Miguel Donoso Pareja, donde fue compañero de Juan Villoro, José Joaquín Blanco y otros escritores que han ganado sitio en el mundillo de las letras”.

En 1979, Jaime Avilés fue corresponsal de guerra en Nicaragua y en 1983 cubrió la invasión militar estadounidense en la isla caribeña de Granada.

Cubrió el alzamiento zapatista en 1994, y conoció como poco sus entrañas. Junto con Gianni Minà, escribió Marcos e l’insurrezione zapatista.

Nuestro director fundador publicó dos versiones de una novela sobre el alzamiento zapatista Nosotros estamos muertos (Grijalbo) y Adiós cara de trapo (UACM). Su obra ha sido traducida al francés y al italiano.

En 2012 publicó el libro AMLO: vida privada de un hombre público (Grijalbo), que se ha convertido en un referente para quienes desean conocer de cerca a Andrés Manuel López Obrador y explicarse el porqué de su empeño para transformar a México.

Elena Poniatowska escribió que, para hacer sus crónicas, Jaime “sabía moverse en los cinturones de miseria y en el hacinamiento de los miserables”. Por su parte, Carmen Aristegui, en alguna ocasión, indicó que su pluma era “fantástica, con una estupenda carga literaria”.

En la Enciclopedia de la Literatura en México, Jaime Avilés es presentado como “dramaturgo, periodista, narrador y cronista. Ha sido marinero, actor de carpa, activista político y criador de conejos”.

Además escribió sketches de teatro, y en mucha de sus obras participaba como actor. Fue cronista taurino con el seudónimo Lumbrera Chico y activista político en causas como la despenalización de las drogas y los derechos políticos de las minorías.

El 26 de junio del 2017, nuestro director general, Jaime Avilés, fue sometido a una cirugía: le extrajeron un tumor de la cabeza. La operación fue un éxito. Después de analizarse el tumor extraído, supimos que tenía un cáncer en el pulmón, el cual se había extendido al cerebro.

Días después, Jaime fue trasladado a Instituto Nacional de Cancerología. Ahí le hicieron estudios y el diagnóstico que se había hecho en el hospital privado fue confirmado. Jaime estuvo varios días en Cancerología, hasta que los médicos decidieron darlo de alta. Fue a sesiones de raditerapia.

Él estaba dando la batalla, una dura batalla, pero las fuerzas de la enfermedad desgraciadamente fueron muy poderosas y murió el 8 de agosto de 2017 en la Ciudad de México.

Tras su fallecimiento, el ahora Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue a despedirse de Jaime Avilés al lugar donde fue velado y en redes sociales escribió un emotivo mensaje en el que destacó su amistad y también relató el día en que lo conoció en Villahermosa, Tabasco.

“Falleció nuestro gran amigo Jaime Avilés. Extraordinario exponente del periodismo político, poseedor de una gran cultura y símbolo de la prensa independiente”.

“Conocí a Jaime una mañana que llegó a mi casa de Villahermosa, a principios de los noventa, para acompañarme a una gira por la zona indígena chol de Tacotalpa, Tabasco. A partir de ahí, nos hermanamos. Él revisó muchos de mis libros, por lo general hice caso de sus comentarios y propuestas. Vio crecer a mis hijos, escribió un bello texto dedicado a Rocío en su fallecimiento, también hizo un libro sobre mi vida pública y, en los últimos tiempos, me ayudaba como consejero. Me despedí de él hace poco, en el hospital de Cancerología, donde permanecía con su lucidez de siempre, su optimismo y su humor peculiar. Adiós, hermano” escribió el entonces dirigente de Morena.

En agosto de 2018, tras el triunfo en la elección presidencial y en la entrega de su constancia de mayoría como Presidente por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), López Obrador mencionó a Jaime Avilés en su discurso por ser “un amigo entrañable, un compañero (…) que contribuyó a hacer realidad la transformación del país”.

Luego de enterarse de la dedicatoria de López Obrador a su padre, Juncia Avilés, la hija mayor del periodista, escribió un enternecedor mensaje en sus redes sociales:

“Hoy es otro de esos días de decir “Ay, papá! Cómo te moriste? Cómo te perdiste esto?”.

“No creo que haya descripción que más gusto le hubiera dado que la dedicatoria del nuevo libro de Andrés Manuel López Obrador. Carajo, Jaime Avilés!”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *