SOLICITAN QUE FIESTA DE LA CRUZ DE SABÁN, EN EL CEDRAL SEA PATRIMONIO CULTURAL INTANGIBLE DE QUINTANA ROO

En sesión de la XV Legislatura

CANCÚN, QUINTANA ROO, 24 de abril del 2019.- La fiesta de la Cruz de Sabán, en el Cedral debe ser considerada Patrimonio Cultural Intangible del estado de Quintana Roo recomendó, en la sesión de hoy, la presidente de la Comisión de Turismo y Asuntos Internacionales de la XV Legislatura Gabriela Angulo Sauri.

Al presentar la Iniciativa de Decreto en el Congreso del Estado (a la cual se dio lectura y se turnó a comisiones para su análisis), la legisladora justificó en su exposición de motivos que “la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en su 17ª reunión celebrada en París, Francia del 17 de octubre al 21 de noviembre de 1972, consideró que el patrimonio cultural y el patrimonio natural están cada vez más amenazados por la destrucción, no sólo por las causas tradicionales de deterioro sino también por la evolución de la vida social y económica que las agrava con fenómenos de alteración o de destrucción aún más temibles. Que el deterioro o la desaparición de un bien del patrimonio cultural y natural constituye un empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos los pueblos del mundo”.

Añadió que las convenciones, recomendaciones y resoluciones existentes en favor de los bienes culturales y nacionales, demuestran la importancia que tiene para todos los pueblos del mundo, la conservación de esos bienes únicos e irremplazables de cualquiera que sea el país a que pertenezcan.

Para tal efecto las legislaciones de los países y sus estados deberán regular el rescate, conservación y protección de los bienes de carácter histórico, cultural y artísticos, como medida de preservación de sus orígenes y de su identidad

En tal sentido el artículo 75 VI de la Constitución Política del estado de Quintana Roo  faculta a la Legislatura del Estado a legislar sobre la conservación, restauración y protección del patrimonio histórico, cultural y artístico del Estado lo que dio lugar a que el 10 de noviembre de 1995 se publicara en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, el decreto número 127 expedido por la VII Legislatura del estado de Quintana Roo, por el que se aprueba la Ley de Protección, Conservación y Restauración del Patrimonio Histórico, Cultural y Artístico del Estado de Quintana Roo, subrayó.

El artículo 5 de esta Ley estableció que el patrimonio histórico, cultural y artístico del Estado se constituye por los monumentos históricos, culturales y artísticos, determinados expresamente en dicho ordenamiento legal y los que sean declarados como tales, de oficio o a petición de parte. Para tal efecto el gobernador, o en su caso el secretario de Educación y Cultura expedirá o revocará la declaratoria correspondiente, la cual será publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

Incluso el artículo 26 del mismo ordenamiento jurídico dio lugar a la creación del Registro Público Patrimonio Histórico, Cultural y Artístico del Estado de Quintana Roo, el cual sería dependiente del Instituto de la Cultura y las Artes para la inscripción de monumentos históricos, culturales y artísticos y las declaratorias correspondientes.

Después el 6 de septiembre de 2013 se publicó en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, el decreto número 213 expedido por la XIII Legislatura del estado, por el que se expide la Ley de Patrimonio Cultural del Estado, la cual abroga la Ley de Preservación, Conservación y Restauración del Patrimonio Histórico, Cultural y Artístico, publicada en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Quintana Roo, el día10 de noviembre de 1995.

La citada Ley de Patrimonio Cultural expedida en el año 2013 preservaba la facultad del titular del poder ejecutivo decretar y revocar declaratorias sobre patrimonio cultural, tomando en cuenta la opinión de la Secretaría de Educación y Cultura, así como la obligación de publicar el decreto que se expida en Periódico Oficial del Gobierno del Estado y su inscripción en el Registro Estatal del Patrimonio Cultural del Estado.

 

Sin embargo, la Ley de Patrimonio Cultural del Estado se reforma, según el decreto numero 221 expedido por la XIV Legislatura del estado y publicado el 23 de diciembre de 2014, en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, en la que destaca lo dispuesto por el artículo 7 Bis que se adiciona, así como el artículo 16, los que establecen lo siguiente:

Artículo 7 Bis. Corresponde a Legislatura del estado las siguientes atribuciones V

I   Legislar sobre protección, conservación y restauración del patrimonio histórico, cultural y artístico,

II  Conocer las iniciativas de decreto para Bienes Tangibles e Intangibles considerados como Patrimonio Cultural del Estado.

III Remitir para su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, el decreto que establezca la declaratoria de Bienes Tangibles e Intangibles considerados como Patrimonio Cultural del Estado.

Artículo 16. Para que sean considerados Patrimonio Cultural del Estado, los bienes muebles o inmuebles establecidos en este título, se requiere la declaratoria del Ejecutivo del estado, o de la Legislatura.

Esta citada reforma no afecta la disposición legal contenida en la Ley de Patrimonio Cultural del Estado, en el sentido de que las declaratorias emitidas también por el Poder Legislativo del Estado, deberán publicarse en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado.

Para los efectos de la citada, su artículo 3 fracción VII establece que el Patrimonio Cultural del Estado está constituido por los Bienes Tangibles e Intangibles  que conforman y expresan las tradiciones históricas, sociales, culturales, políticas, arquitectónicas, tecnológicas y económicas  que identifican y caracterizan al estado. De donde considera al Patrimonio Cultural Intangible como el conjunto de bienes inmateriales y bienes materiales temporales, que forman el quehacer cultural de una sociedad en un tiempo y espacio determinados, los cuales por sus valores de significación social características de expresión, simbolismo, constituyen elementos de identificación y conocimiento de la sociedad de la cual emanaron.

Angulo Sauri destacó que la citada ley, establece artículo 15 fracción I que el Patrimonio Cultural Intangible en el estado se integra entre otros aspectos por ceremonias, fiestas, tradiciones, rituales, usos y costumbres de carácter público­­; aspectos que podemos encontrar en el tradicional novenario y reconocida fiesta de la Cruz de Saban, que se celebra anualmente en el poblado Cedral, en Cozumel, la cual es una manifestación de fervor religioso y fiesta tradicional, que al paso de los años ha evolucionado incorporando diversas actividades, pero sin perder sus raíces de celebrar el novenario y la fiesta del día de la Santa Cruz.

El Cedral es una pequeña comunidad ubicada en el sur de la isla de Cozumel, pero grande en la celebración del novenario y la fiesta del día de la Santa Cruz.

El origen de esta celebración se remonta entre los años 1848 y 1849, hace casi 171 años, como resultado de una promesa realizada por Casimiro Cárdenas, poblador de Saban, quien durante la gesta social maya llamada Guerra de Castas, se refugió de la violencia en la iglesia del pueblo, creyendo que por ser un lugar sagrado no sería atacado y salvaría su vida junto a otros pobladores.

Aun así la iglesia fue atacada o y sufrieron la muerte muchos de los pobladores, no así Casimiro Cárdenas, quien al recobrar el conocimiento se vio cubierto de su propia sangre y de los cuerpos que se encontraban a su alrededor, teniendo abrazado un crucifijo, una pequeña cruz de madera a la cual le atribuyó haber sobrevivido.

En su libro Travesía por la historia  de Cozumel, el cronista Velio Vivas Valdés, señala que derivado de este hecho, Casimiro Cárdenas, se hizo una promesa de que, de llegar a un lugar a salvo, él y sus descendientes celebrarían cada año las novenas a la Santa Cruz. Por lo que logrando llegar a Cozumel en el primer grupo de repobladores y considerándose a salvo inició la celebración a la Santa Cruz, posiblemente en el mismo 1848 o 1849. Sin embargo, siendo de ocupación agricultor, y buscando tierras más adecuadas para el cultivo, a poco tiempo, se estableció en el poblado de Santa María, al que rebautizó como El Cedral.

Primero las novenas y la fiesta a la Santa Cruz, en El Cedral, fueron celebradas por don Casimiro Cárdenas, sus descendientes, familiares y amigos, dado el difícil acceso a dicha región, la cual se realizaba a pie, bicicleta o en el lomo de un animal de carga, inclusive mediante barco, el cual se anclaba en la playa y se accedía caminando a El Cedral. Ya fue hasta mediados de los años 1970, cuando a la apertura del camino a El Cedral, que permitió que otros pobladores se unieran anualmente a esta celebración religiosa.

Hoy en día y a partir de la constitución de autoridades municipales y ejidales en Cozumel, la fiesta a la Santa Cruz, ha ido evolucionando y sumando a la tradicional novena y festejo de la familia Cárdenas, otras actividades como son las exposiciones ganaderas, culturales de espectáculos, gastronómicas, deportivas y artesanales entre otras, convirtiéndola en toda una feria, que junto al carnaval, son de las más concurridas de la población y representativas de la isla de Cozumel, inclusive reconocidas a nivel estatal, nacional e internacional.

Desde el punto de vista religioso la novena a la Santa Cruz, da inicio el 23 de abril con la bajada de la imagen del santo de su iglesia y con una procesión por el poblado llevando con ellos la cruz original de Sabán, perteneciente a don Casimiro Cárdenas, misma que está resguardada en la propia iglesia de El Cedral donde cada día se tiene una novena por una familia del poblado hasta concluir el día 3 de mayo con la celebración a la Santa Cruz.

Ambas actividades, la feria y el festejo religioso se clausuran con el Baile de la Cabeza de Cochino, que es de origen mestizo, ya que mezcla tradiciones prehispánicas y música de origen ibérica, en la jarana yucateca. Lo que da lugar a que se congreguen centenares de oficiantes ataviados con el traje regional de gala del mestizo peninsular.

Mucho se ha hablado que dicha fiesta, por contar con todos los requisitos necesarios, debe ser considerado un Patrimonio Cultural Intangible en el estado de Quintana Roo, pero hasta la presente fecha no se han realizado las acciones y procedimientos necesarios para ello.

Por ello en términos dispuesto por la Ley del Patrimonio Cultural del estado de Quintana Roo, y con la facultad que me confiere la Constitución Política del estado de Quintana Roo y la Ley Orgánica del Poder Legislativo del estado, orgullosamente cozumeleña y en mí carácter de diputada presidente de la Comisión de Turismo y Asuntos Internacionales de la XV Legislatura del estado, presenté ante el pleno legislativo la iniciativa de decreto para que la XV Legislatura declare Patrimonio Cultural Intangible del estado de Quintana Roo, la fiesta de la Santa Cruz de Sabán, que se celebra anualmente en el poblado del Cedral, ubicado al sur de la Isla de Cozumel; la cual se turnó a comisiones para su análisis.

Igualmente las autoridades estatales, municipales y ejidales deberán realizar las acciones necesarias para garantizar que la fiesta de la Santa Cruz de Sabán, que se celebra anualmente en el poblado del Cedral, ubicado al sur de la Isla de Cozumel, sean preservadas y difundidas como parte del Patrimonio Cultural Intangible del estado de Quintana Roo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *