AMLO Y LA 4T EMPIEZAN A ARREGLAR “COCHINERO” DE LA REFORMA ENERGÉTICA DE PEÑA NIETO

  • La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica fue avalada por las Cámara de Diputados y Senadores.
  • En 2013, legisladores del PRI, PAN, PVEM y Nueva Alianza bloquearon las reservas de la oposición y conformaron una mayoría calificada para aprobar la iniciativa del entonces presidente EPN.

Redacción/PDC

CIUDAD DE MÉXICO.- Se acuerdan que, a principios del sexenio de Enrique Peña Nieto, nos presumían que con la Reforma Energética pagaríamos menos por gasolina,  luz eléctrica y gas y seríamos una potencia en generación de todo?

Nos mintieron. La reforma de Peña Nieto (que en realidad era la reforma del PRI-PAN-PRD) sólo benefició a unos cuantos. Y mucho.

Durante años, los gobiernos neoliberales apostaron a desmantelar las industrias estatales de energéticos: Pemex, Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Luz y Fuerza del Centro

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República, llegó una nueva forma de mirar la cuestión energética en México, y una batalla frontal contra la corrupción.

La “Reforma Energética peñanietista”, que permitió otorgar más de 100 contratos a empresas privadas, forma parte de la “política de saqueo”, y que solo fue posible gracias a “sobornos otorgados a la mayoría de los legisladores y a través del engaño de los medios“.

No es que se haya hoy revertido en su totalidad la reforma energética (que prácticamente hacía de Pemex y de la CFE empresas fantasmas, muertas), pero se ha ganado mucho. Ahora las empresas estatales son prioridad, porque son palancas de desarrollo y porque generan riqueza para todos los mexicanos, y no para unos cuantos (como lo han querido los neoliberales).

Con la aprobación en el Senado de las modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica, se ha ganado una batalla de muchas que se deben ganar para retornar a los mexicanos la riqueza energética que pertenece sólo a los mexicanos.

La reforma a la Ley de la Industria Eléctrica fue avalada por las Cámara de Diputados y Senadores.

El petista Gerardo Fernández Noroña llevó grabadas las voces de los expresidentes Calderón y Peña Nieto, cuando prometían bajar los precios de la gasolina y la luz, para gritarles al PAN y al PRI “farsantes y traidores al pueblo, vendepatrias…“. y el país iba a ser más competitivo en el sector.

“Farsantes y traidores al pueblo, vende patrias. El tomandante borolas, alias Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa dijo en campaña en 2006 lo que acabo de oír y en 2008 impulsó una reforma energética para desmantelar Pemex y CFE, y gracias a la resistencia que encabezó el hoy presidente algo se pudo detener; Enrique Peña Nieto, en 2013, sacó adelante esta reforma contraria a los intereses nacionales”, dijo.

Enrique Ochoa, diputado del PRI y exdirector de la CFE, advirtió que las modificaciones a la ley se están haciendo por “capricho presidencial”, y el primer impacto que tendrá serán controversias constitucionales y una lluvia de amparos en tribunales nacionales e internacionales.

La iniciativa, enviada con carácter preferente por el presidente Andrés Manuel López Obrador, da prioridad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre los particulares, al eliminar la obligación de comprarles, vía subastas, energía adicional para garantizar la cobertura.

Legisladores del PAN, PRI, PRD y MC alertaron que darle prioridad a la CFE en el despacho de electricidad podría convertirla en un monopolio que ahuyente la inversión extranjera, además de tener energía más cara y sucia. Legisladores morenistas reviraron que, con la reforma, se equilibrará la oferta y la demanda, pues actualmente la demanda es de 48 mil megawatts y hay un exceso de 85 mil megawatts.

La Reforma dará prioridad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre los particulares, al eliminar la obligación de comprarles por medio de subastas la energía adicional para garantizar la cobertura.

Bancadas del PRI, PAN, PRD, PVEM y Movimiento Ciudadano, promovieron la reforma energética en la pasada administración a iniciativa del entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

La diputada priista Soraya Pérez Munguía consideró riesgoso abrir la posibilidad de que la CFE se convierta en un monopolio del Estado y se ahuyente la inversión extranjera.

Esta iniciativa busca eliminar el mercado eléctrico mayorista que hoy está totalmente liberalizado para regresarle el monopolio a la Comisión Federal de Electricidad, un monopolio en México y en cualquier lado, implica que los que perdemos, no es el gobierno sino nosotros los ciudadanos, a todas luces, esta propuesta es inconstitucional, y va a sentar un precedente sumamente peligroso para las inversiones en nuestro país”, sostuvo.

En favor de la iniciativa, la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, señaló que se  equilibra la oferta y la demanda del sistema eléctrico. Argumentó que hay un exceso de 85 mil megawatts y la demanda apenas es de 48 mil megawatts.

Se daña a la hacienda pública por ingresos que no percibe la CFE porque sus centrales están obligadas a pagar, por los subsidios y los sobrecostos que incurre CFE, para mantener la continuidad y confiabilidad de la red eléctrica”, enfatizó.

El presidente de la comisión de Energía, Manuel Rodríguez, rechazó las acusaciones de la oposición y destacó que se debe dejar de debilitar a la CFE. Aseguró que la iniciativa tiene como propósito un mercado equitativo, eliminar las subastas y con ello los privilegios a los entes privados.

Morenistas y petistas descalificaron al exdirector de la CFE, Enrique Ochoa Reza, reclamando no sólo la reforma energética del 2013 y los supuestos sobornos que la hicieron posible, sino hasta la falta de gas que la actual administración no compró a tiempo, a causa de los apagones de esta semana.

En respuesta, el diputado priista rechazó las acusaciones y descartó los argumentos sobre una posible crisis financiera de la Comisión Federal de Electricidad.

Alguno decía que había que rescatar a CFE de la quiebra, ¿cuál quiebra? Si la propia Comisión Federal de Electricidad ha reportado a la Comisión de Energía que cada año gana dinero desde el 2016 hasta la fecha, y que tiene grado de inversión en las tres calificadoras internacionales, ¿qué acaso no han leído los documentos que nos manda la CFE en informes financieros trimestrales?”, lanzó.

El diputado por Morena, Benjamín Huerta, aseguró que esta sesión de la comisión es un presagio sobre los privilegios que perderán aquellos que se beneficiaron de la reforma energética y señaló que el Pacto por México fue una traición a la patria.

Gerardo Fernández Noroña acusó a la oposición de ser “unos farsantes” y traidores a la patria al defender lo que establece la pasada reforma energética.

¿QUÉ DICE LA LEY?

La iniciativa de reforma eléctrica plantea cambios sustanciales.

A la red de distribución de energía deberá subirse en primer lugar la producida en plantas de la CFE, luego la de empresas privadas.

La CFE tiene facultad de revisar la legalidad y la rentabilidad de los contratos de Compromiso de Capacidad de Generación de Energía Eléctrica.

La Secretaría de Energía, la CRE y el Cenace tienen seis meses para realizar las modificaciones que sean necesarias a sus lineamientos

Se elimina la obligación de la CFE de comprar a particulares por medio de subastas la energía adicional para garantizar la cobertura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *