Urgen cubrebocas para los candidatos a presidente municipal de Benito Juárez

Del torvo morral

Héctor Cobá

palabradigitalcancun.com.mx

Nunca se había vista tantos encargados de despacho mientras los directores y secretarios andan en campaña política con su exjefa del changarro municipal. Se dice son 200 empleados del Ayuntamiento andan en campaña política a favor de María Elena Hermelinda Lezama Espinosa (MEH).

¿Quién pompo?, es la pregunta obligada. El décimo regidor sigue intrigado, ¿lleno de trigo?, porque doña Flor Cosío, secretaria general del Ayuntamiento de Benito Juárez u otros funcionarios no le contestan su inquietante pregunta ¿cuántos empleados públicos pidieron licencia o renunciaron para estar en campaña de doña María Elena Hermelinda, en la búsqueda de la reelección de la presidencia municipal de Benito Juárez?, qué tipo de licencia, con goce de sueldo o sin goce de sueldo.

Si estaría feo, aquí (Cancún, Benito Juárez o todo Quintana Roo) y en China que los inocentes que van a la campaña sigan cobrando tranquilos su nómina, sin renunciar al mucho o poco salario del dinero benitojuarense.

Esa es la inconformidad del regidor José Luis Acosta Toledo que es parte de la comisión de Desarrollo familiar y Grupos vulnerables, quien desde el 26 de abril solicitó la información mencionada y es la hora que aún no se la dan, es más ni siquiera se la dan a oler.

Como si el asunto público fuera de índole privado, aún no se sabe cuántos si y cuántos no tienen permiso o licencia. En los pasillos del Ayuntamiento benitojuarense se desliza que son 200 trabajadores municipales que andan en campaña. Perjudicando así el buen desempeño administrativo. Está bien que la señora busque la reelección pero que lo haga con respeto a la legalidad, con las prerrogativas partidistas. Con razón dicen que en Morena está lo peor del priismo, que lo rechazan en las mismas huestes tricolores, aunque en Quintana Roo el fallido candidato a gobernador de Tabasco Oscar Cantón (panegírico de que Morena es el partido más democrático) es adorado, él, no el organismo partidista, por los militantes morenistas, cercanos al poder, claro.

Está bien que la señora se lleve a ““sus”” trabajadores, pero que no desmantele la administración municipal, que no se lleve al personal o la caja chica del Ayuntamiento. Tentación a la que no le dijo no.

¿Qué se esconde? La duda sigue en el aire, cuántos empleados y directivos se fueron a la campaña maralezamaniana.

Un leve ejemplo, el de Rodrigo Alcázar ofreciendo despensas del (Partido) Verde (Ecologista de México en Quintana Roo), para que se vote a favor de Morena -80 de cada 100- y del PVEM -20 de cada 100-, hay un video que circuló en redes sociales. Este bicho tiene permiso o licencia, nadie lo sabe. ¿Sigue siendo funcionario público o no? ¡No hagas cosas malas que parezcan peores!

Se ve regacho que medio palacio municipal esté vacío, sin empleados y funcionarios (directores y secretarios). Esta situación no se debe permitir, por qué el sigilo, ¿será que les da vergüenza la verdad? En esas, la encargada del despacho de la Presidencia Municipal de Benito Juárez, Quintana Roo, Clara Emilia Díaz Aguilar se fastidia en su escritorio, porque en su oficina temporal parece centro de fantasmas, el teléfono se quedó “mudo, afónico”. Al menos que se lleve un dominó para jugar con Polito su eterno escudero.

¿A quién le da terror la transparencia, a Flor Cosío (FC), a Hugo Alday, a Humberto Aldana, a Miguel Hernández, a Bridgett Ortega, a María Elena Hermelinda? En esta era donde los organismos ciudadanos exigen transparencia los gobiernos morenistas o de cualquier color, se inclinan por la misma opacidad de los priistas, panistas y perredistas

Cualquier concejal en sus cinco sentidos entre sus funciones puede exigir esa información y muchas más. ¿Si es comprometedora la información por eso no se quiere proporcionar?

Si es censurable esa actitud, ya sea de MEH -ésta con licencia o si ella, el poder aún lo tiene- o de FC; a simple vista en las caminatas y actos políticos de campaña, en la que se quiere reelegir, las caras conocidas de funcionarios de los que lo único se sabe es que sí andan en campaña con su chaleco morado. Las oficinas del Ayuntamiento están vacías, y no es por COVID-19, son tan cínicos que andan en campaña y gozando de su salario sin dar golpe. ¿Eso es legal?

Los datos no salen, no se entregan, se esconde la verdad. Los cancunenses y benitojuarenses tienen derecho a saber, al igual que los regidores. Con esta realidad, se le cae el discurso a Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) porque esto no es transformación de cuarta o de quinta, no es la esperanza de nadie. Creen que como merolicos van a convencer al oyente o al lector. Sin camisetas, sin gorras ni abanicos, sólo con un pírrico e insulso tríptico o díptico. En fin, lo que sí es seguro hallaran y escucharan los posibles votantes de la alianza quintanarroense entre el Verde y Morena es un discurso político vacío y vacuo. Creen que con eso pueden chamaquear al votante quintanarroense, benitojuarense o cancunense.

Sólo 20

Miedo a la aplicación de la ley es el que muestran las autoridades, policiacas y gubernamentales, al no aplicar las faltas administrativas por no usar el cubrebocas, llevar las combis y autobuses con personas paradas, sin cumplir con la sana distancia. La candidata que ya medio gobernó Benito Juárez desoye la ley, al no imponerla. Con tan sólo 20 personas, de las diferentes supermanzanas y rumbos de la ciudad de Cancún y del municipio. ¿Quién impone y aplica la ley, sin pensar en el votante y su futuro político del aspirante?

Trío sin opción

Una posible opción para el votante y habitante del municipio Benito Juárez (BJ) frente al inepto de rollo mareador, pero sin sustento de Jesús Pool y del discurso cacatúa de Mara Lezama parecía Isaac Janix del partido Fuerza por México, pero la especulación se derrumbó debido a que sus acciones lo condenan.

Resulta que abandonó su cubículo de regidor, pero no dejó ni un miligramo de papel. Ni plan de trabajo, ni siquiera bitácoras de las reuniones de cabildo. Ni un papelito tamaño acordeón. Qué esconde Janix, los documentos son de la regiduría, por la que bien cobró, no de la persona o el funcionario. Imita sin saber al expresidente municipal de BJ Greg Sánchez (2008-2011), éste en su trienio hizo una reingeniería administrativa del Ayuntamiento. Enorme sorpresa se llevó Paul Carrillo (2013-2016) cuando llegó a presidir tampoco había los manuales de funciones de cada servidor público municipal. Ninguno, ¿Janix y Greg lo mismo?

Cultura sin Morena…

Extraño pero cierto, los partidos políticos hacen alusión a la cultura, pero sin separar del paquete los asuntos deportivos, lo que sí se debe hacer. No mezclar a la gimnasia con la magnesia. ¡Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa! Esta vez el Partido Encuentro Solidario (PES) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hacen sus aportes a la disciplina en su papel de candidatos a presidente municipal.

Las propuestas del PRI y del PES huelen a planeación, no sólo es simple choro mareador, huelen a búsqueda matrimonial entre eficacia y eficiencia, no como lo que hizo en su incompleto trienio MHE, la que por cierto nunca contestó  https://palabradigitalcancun.com.mx/destacado/preguntas-a-mara-lezama-acerca-del-quehacer-cultural/. Eso sí, se aprovechó de las reuniones de los entes benitojuarenses quienes hicieron varias mesas de trabajo acerca de artes plásticas, música, danza, teatro y literatura, las que concluyeron en un borrador casi plan de trabajo que favoreció a su cuate locutor que dejó al frente de la dirección del aún Instituto Municipal de la Cultura y las Artes de Benito Juárez (Imcabj).

Más que coincidencia entre Lupita Alcocer (PES) y Jorge Rodríguez (PRI) para rescatar la esencia caribeña de las actividades culturales para la comunidad, que había en Cancún hace 30 años. Bastante similitud en sus propuestas. La candidata del PES sugiere invertir en cultura y rescatar los espacios culturales, ya que la cultura significa desarrollo, por ello encaminará los recursos municipales para invertir en cultura y rescatar los espacios culturales. Además, se gestionarán recursos federales para invertir en el rubro en actividades como darle vida a Casa de la Cultura de Cancún y a la biblioteca pública “Dr. Enrique Barocio Barrios”, llenar de actividades el desperdiciado teatro 8 de octubre, así como rescatar espacios de los cancunenses como las Noches Caribeñas y otros festivales que se hacían en el Parque de Las Palapas.

La oferta priista se centra en construir la Academia Municipal de las Artes de Cancún, con talleres y actividades dirigidas a toda la ciudadanía con espíritu creador y tengan atribuciones certificadoras; organizar una actividad cultural al mes en el municipio, que permita una derrama económica gracias al turismo y que sirva como escaparate, así como promover el destino para que sea sede de reuniones nacionales e internacionales; generar una identidad benitojuarense con narrativa, imágenes, pintura, gastronomía, bailes y canciones que permanezcan a la larga del tiempo, así como recuperar la expoferia de Cancún, y el Festival Internacional de Cultura del Caribe.

Joda. No, coda. ¡Todo apunta a que Mara Lezama será vapuleada en el debate, del próximo miércoles, entre candidatos a presidentes municipales de Benito Juárez!

Twitter: @HctorCob / Facebook: Héctor Cobá / hectorcobacc@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *