Tren Maya será el detonante del sureste de México

• Será turístico, de carga y pasajeros y empezará a operar en 3 o 4 años; gobernadores

CIUDAD DE MÉXICO, 26 octubre, 2018.- El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, aseguró que el Tren Maya tendrá por lo menos tres usos: turístico, que es el original y más importante, movimiento de pasajeros, y de carga.
En entrevista con Carlos Loret de Mola, en el programa radiofónico Sin Anestesia, explicó que el Tren Maya contará con tres etapas en su trayecto. La primera llamada Selva, que va de Palenque a Chiapas; que pasa por Tenosique, Tabasco, y va a Escárcega, Campeche.
La segunda, Golfo de México, de Escárcega hasta Mérida, Yucatán; y Caribe. Es la que va de Mérida a Cancún, de allí hasta Bacalar, al sur de Chetumal; recorre todo Quintana Roo, y luego se comunica otra vez con Escárcega, pasando por la zona arqueológica de Calakmul.
Refirió que este trayecto del Caribe es fundamental y el que tiene la mayor viabilidad de construirse con capital privado. En cambio, el trayecto Selva aprovechará el ferrocarril del sureste, conocido como Chiapas. También se aprovechará el tramo de Escárcega a Mérida, que existe desde 1950. Fue inaugurado por el entonces presidente Miguel Alemán; pero requiere mejoras y en él se podría utilizar inversión pública.

Yucatán aprovechará al máximo el Tren Maya
Por su parte, el mandatario de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, también en entrevista con Loret de Mola; aseveró que el Tren Maya es fundamental para su entidad, pues generará una infraestructura muy importante para el sureste del país.
Precisó que han hecho de este proyecto una prioridad. Relató que desde hace prácticamente dos meses, cuando se lo presentaron; se creó un equipo de expertos que ya trabaja en los preliminares. “Vamos muy bien. Tenemos prácticamente 88% de los derechos de vía ya formalizados, nos hace falta 12 %”.
Sobre la viabilidad económica del proyecto, el gobernador expuso que eso ya lo está analizando el gobierno federal. “Lo que te puedo decir es que en Yucatán es un tramo que tiene mucho futuro, porque no solamente tenemos la comunicación que viene desde Cancún; también va a parar en Valladolid e Izamal, que son pueblos mágicos; además de Chichén Itzá,”.

Explicó que cuando llegue a Mérida, existe la posibilidad de hacer un ramal hacia Progreso para aprovechar toda la carga que arriba a ese puerto; como la turbosina que se consume en el aeropuerto de Cancún, la cual se transporta en pipas y es muy caro. “Esto podría cambiar con el tren”, destacó.
Mencionó que cuando va hacia Campeche, también parará en la zona arqueológica de Uxmal, es decir, “nosotros vemos muy bien este proyecto; Yucatán lo ve con muy buenos ojos”, reiteró.
Vila Dosal comentó que es posible que el tren sea de pasajeros por la mañana y de carga por la noche: “Apenas se está estudiando”. Adelantó que a mediados de diciembre empezarían los trabajos de este proyecto en todos los estados involucrados. Se estima que la fecha de entrega de la obra sería en cuatro o cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *