SENADORES DENUNCIAN A CARLOS ROMERO DESCHAMPS POR 8 DELITOS, ENTRE ELLOS EL DE HUACHICOL

Los legisladores argumentaron que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una oportunidad histórica para proceder contra Romero Deschamps y hacer justicia a Petróleos Mexicanos

La cosecha de demandas abarca instancias como la Procuraduría General de la República (PGR), tribunales laborales y hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). De acuerdo a la información disponible, las averiguaciones previas y carpetas de investigación en su contra datan de, por lo menos, 1992.

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de marzo, 2019.- Senadores del partido Movimiento Ciudadano (MC) presentaron una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), contra el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, por ocho delitos, entre ellos robo de combustible y delincuencia organizada.

Los legisladores Samuel García Sepúlveda y Verónica Delgadillo García acudieron a las instalaciones de la institución, donde presentaron la quinta denuncia contra el exsenador por delitos como lavado de dinero, defraudación fiscal, venta de plazas, y desvío de recursos públicos, entre otros.

García Sepúlveda indicó que desde hace tiempo la Fiscalía General de la República cuenta con pruebas suficientes para comprobar los ilícitos contra el líder petrolero, a quien señalan de realizar acciones para robar combustibles y distribuirlos de manera ilegal.

Agregó que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, tiene una oportunidad histórica para proceder contra Romero Deschamps y hacer justicia a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los legisladores confiaron en que en esta ocasión no exista retraso en las investigaciones como ocurrió en pasadas administraciones y se proceda penalmente contra el dirigente petrolero.

La cosecha de demandas abarca instancias como la Procuraduría General de la República (PGR), tribunales laborales y hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). De acuerdo a la información disponible, las averiguaciones previas y carpetas de investigación en su contra datan de, por lo menos, 1992.

La sombra del Pemexgate aún pesa sobre Carlos Antonio Romero Deschamps. Transcurrieron ya 12 años desde que el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM),  Romero Deschamps, y el exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Rogelio Montemayor Seguy, desviaron 1 mil 500 millones de pesos de la paraestatal para transferir 640 millones a la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, y cuya indagatoria penal que autoridades federales abrieron en su contra aún no es cosa juzgada.

El 10 de septiembre de 2001, el periodista Miguel Badillo reveló –en el periódico El Universal– el desvío de los millones de pesos de Pemex a la campaña del priísta, caso que fue identificado como Pemexgate, que hasta hoy es considerado uno de los mayores escándalos de corrupción en México. Y aún cuando al Partido Revolucionario Institucional (PRI) se le impuso una multa de 1 mil millones de pesos, Romero Deschamps todavía tiene cuentas pendientes con la justicia, relacionadas con el expediente 55/FEPADE/02, en el cual se le acusa por los delitos de peculado electoral y fraude.

“Asunto de seguridad nacional”

El caso Romero Deschamps, las múltiples acusaciones en su contra y su candidatura al Senado son hoy uno de los asuntos que el gobierno de Felipe Calderón considera como “de seguridad nacional”. Así lo confirmaron senadores de la República que hace unos días acudieron a la Secretaría de Gobernación (Segob) para conocer la situación jurídica de las indagatorias que implican al líder sindical en asuntos de carácter penal. Funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) dijeron a los legisladores que desde 2008 se giró una orden de aprehensión que no se ha ejecutado. La versión les fue confirmada por un alto funcionario de la Secretaría de Gobernación.

SE ACUMULAN DENUNCIAS PENALES

Propiedades y Bienes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), así como de su líder Carlos Romero Deschamps, podrían ser confiscados por la empresa Arriba Limited, por incumplir un contrato de 6 millones de barriles de petróleo firmado en 1984.

El fallo precisa que la empresa estadounidense está en libertad de asegurar pertenencias del sindicato y de Romero Deschamps, actualmente senador del PRI, que se encuentren en cualquier país a excepción de México por incumplimiento de contrato.

La deuda del sindicato petrolero oscila en los 426 millones de dólares más 1.4 mil millones de dólares, por intereses acumulados en los 30 años que tiene este litigio.

El contrato entre el sindicato y la tejana Arriba Limited era por la venta de 6 millones de barriles de petróleo con tarifa preferente, pero la entrega nunca se llevo a cabo, por lo que en 1985 se abrió un proceso.

Cabe señalar que no es la primera vez que el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y Carlos Romero Deschamps, están involucrados en escándalos financieros.

En 2001, se reveló que 500 millones de pesos provenientes del STPRM fueron destinados para financiar la campaña de Francisco Labastida, quien compitió por la presidencia en el año 2000.

Carlos Romero Deschamps es criticado por llevar una vida ostentosa. En 2008, el diario Reforma dio a conocer que Deschamps tenía un departamento de lujo y un yate en Cancún, cuyo valor alcanzaba los tres millones de dólares.

En el mismo 2008, se publicó acerca de un reloj de oro de 18 kilates, propiedad de Romero Deschamps y cuyo precio es de más de 400 mil dólares.

En mayo de 2012 Paulina Romero, hija del líder sindical publicó unas fotografías en su cuenta de Facebook, en donde mostró sus viajes por varias partes del mundo, donde viajó en aviones privados, yates, entre otros detalles ostentosos.

En 2013 se dio a conocer que Deschamps regaló un Ferrari Enzo de edición limitada a su hijo José Carlos Romero Durán, según la revista Proceso, auto que tiene un valor de 2 millones de dólares. Cabe señalar que el comprador de un auto de este tipo, debe demostrar que tiene solvencia económica, contar por lo menos con dos autos del mismo tipo.

El chofer del líder petrolero, conocido como don Arturo, también fue señalado por tener una vida de lujos cuando se le mostró apostando hasta 30,000 pesos en carreras de caballos.

De acuerdo con el diario Reforma, el chofer suele sacar fajos de billetes de 500 y mil pesos para apostar simultáneamente en el Hipódromo de las Américas y en hipódromos de Estados Unidos. Con información de Contralínea, Noticias MVS y MXQ Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *