PRESENTAN CRACKEN. “Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban”

 

FOTO: Arturo Mendoza Mociño

 

Arturo Mendoza Mociño

Cancún, Q. Roo.- Los poetas eligen ser poetas, sostiene Derek Beaulieu en su libro Seen of the crime: Essays on conceptual writing, porque no tienen el impulso para convertirse en algo mejor.

Aldo Revfaulknest afirmó que Cracken busca generar el diálogo y el debate, desde la joven ciudad cosmopolita que es Cancún, con las generaciones pasadas. Y, como poeta de la República, cuyo cargo el Pueblo le ha conferido, si no cumpliese con esa labor, que todos los poetas se lo demanden, dijo con elocuencia parlamentaria. FOTO: Arturo Mendoza Mociño

 

Beaulieu abunda: “A los poetas no deberían decírseles que escriban sobre lo que saben. No saben nada, es por eso que son poetas”.

Con tales palabras, al filo de las 7:36 de la noche del viernes 3 de mayo, se presentó el fanzine de poesía desde el Caribe llamado Cracken, en la Cafebrería La Mancha, por su tríada creadora: Antonio Íñiguez, Aldo Revfaulknest y Luis Alberto G. Sánchez. Ellos y otros invitados leyeron varios poemas contenidos en el número cero de esta publicación trimestral.

Más tímido que sus colegas, Luis Alberto G. Sánchez (camisa a cuadros verdes), acompañado en la imagen por el también poeta Rogelio Romero Ríos (Premio Poesía Cancún 2019), dijo en su intervención que Cracken, desde su portada, representa un nacimiento y es en su sección de crítica a donde invitó a los asistentes a colaborar porque ahí, les dijo, “ahí tienen su casa”. FOTO: Arturo Mendoza Mociño

 

Los presentadores Mauricio Ocampo y Miguel Ángel Meza resaltaron que esta publicación reivindique, desde su soporte en papel, el lenguaje escrito y un género poco difundido en la región: la poesía.

Cracken, apuntó Ocampo, evoca al manifiesto rupestre y al manifiesto infrarrealista al ser una ruptura generacional. Sus impulsores son “millenials” pero apuestan, dede un fanzine bien cuidado y bien trabajado, por el lenguaje poético.

 

Miguel Ángel Meza, director de la revista Tropo a la uña, elogió que los crackeneros apostaran por la poesía al ser ésta un género literario de aparente inutilidad mercantil pero con una sobrada irreverencia gratificante. FOTO: Arturo Mendoza Mociño

 

En el parecer de Meza, director a su vez de una revista literaria de larga data en Cancún: Tropo a la uña, consideró a Cracken como un nuevo integrante del bestiario poético del Caribe donde sus creadores despliegan una audacia impresa en un momento en que están desapareciendo las publicaciones en soportes de papel. Celebró que gracias a este espacio queden más claras las rutas poéticas de nuestro tiempo al convertirse en un nuevo referente generacional.

Hacia las 8:35 de la noche, entre el crujir de las aspas de una licuadora impertinente, los presentadores de Cracken abrieron el espacio para preguntas y comentarios de los asistentes que, en cofradía, sumaron unas 50 personas que compraron ejemplares a $30 pesos y que se enteraron que al no conseguir que la nueva publicación se distribuyera en lugares de mala muerte eligieron cafeterías y librerías para lanzar sus tentáculos póéticos. FOTO: Arturo Mendoza Mociño

 

Lizbeth Peña, animadora del taller de creación literaria La Tlacuila y organizadora de esta presentación, leyó “Poeta con trayectoria”:

 

1

Veía por secciones

cuidando que pudiera decirle

al final, a cada bella mujer

esos versos eran solo para ti.

 

3

Detestable poeta viejo

te mira desde lo alto del escenario

como si los versos fueran billetes

con los que aceptarías desnudarte

para escribir un baile en su regazo.

Antonio Íñiguez (izq) y Aldo Revfaulknest (der) explicaron las razones que los llevaron a crear este espacio como apertura a la lectura poética de la realidad. En su intervención, Íñiguez consideró este nuevo medio editorial, al ser un fanzine, como un espacio de combate, pero también aclaró que será un faro que conecte con las otras poéticas del Caribe. FOTO: Arturo Mendoza Mociño

 

Aunque, al parecer, según el aplausómetro de la noche, el poema que provocó mayores celebraciones fue el de Aurelio Macó, leído por Antonio Íñiguez, y que se llama “Para un poeta cursi”:

Escribe siempre

Lo que sientas.

Llorar, tal vez, podría servirte de algo.

Pero advertencia:

Nadie será responsable

Si tu corazón atravesado por una flecha

Apunta el arco hacia ti

Y te dice

Goodbye quinceañero.

FOTO: Arturo Mendoza Mociño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *