POR FALTA DE PAGO: Sindicato pide expropiar bienes de Interjet

Los trabajadores de Interjet tienen desde mediados de agosto sin recibir salarios.

Los anteriores dueños de la empresa, la familia Alemán Magnani, adeudan más 7 mil millones de pesos al gobierno en impuestos, además de otros pasivos por más de 350 millones al IMSS e INFONAVIT

Redacción/PDC

CANCÚN, 13 de diciembre de4 2020.- La Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México solicitó al Gobierno Federal aplicar una requisa o “expropiación” a los bienes de la compañía Interjet, ante el incumplimiento de compromisos de pago a trabajadores.

En un comunicado dirigido al Gobierno de la República, la sección sindical alega que los accionistas de Interjet no cuentan con capacidad financiera, administrativa, técnica, jurídica ni moral para entregar un servicio público con calidad, seguridad, costo y eficiencia, lo cual podría implicar riesgos al país.

“Los trabajadores solicitamos al Gobierno de México realice la requisa de la empresa para no perjudicar el interés público, la seguridad, ni la economía nacional, en términos de lo dispuesto por el artículo 83 de la Ley de Aviación Civil”, indica el comunicado.

Los empleados de Interjet tienen desde mediados de agosto sin recibir salarios y desde abril ya tenían un recorte del 50 por ciento de sus percepciones. Las promesas de pago están desde principios de octubre, pero a la fecha no se han concretado.

“Con enorme decepción y tristeza hemos visto cómo durante más de 4 meses, los nuevos accionistas de Interjet Carlos Cabal y Alejandro del Valle se burlan de Clientes, Gobierno, Proveedores y principalmente de sus Trabajadores. Se fijan ellos mismos los tiempos y las condiciones de sus promesas y no cumplen. No importa si las promesas se realizan ante sus trabajadores o ante Secretarías de Estado; el resultado es el mismo”, refiere la dirigencia.

Si la administración federal decide aplicar una requisa de la compañía, ésta pasaría a ser administrada por el Estado para continuar operaciones. Un procedimiento similar al ocurrido con la aerolínea Aeroméxico en 1998, durante la gestión de Ernesto Zedillo, tras la conjuración de una huelga de trabajadores.

El sindicato de trabajadores de Interjet alega que dejar en manos de los accionistas actuales a Interjet atenta contra la seguridad nacional, la economía y el interés público.

“Consideramos que se perjudica la economía nacional cuando desaparece un competidor del segmento. Bajo la administración de estos accionistas, es posible que la empresa quiebre y la economía de los la economía de los mexicanos sufrirá al subir el precio de los boletos”, dice.

De no realizarse la requisa, afirma el sindicato, se asegura la pérdida de más de 7 mil millones de pesos que se le deben al gobierno en impuestos, además de ingresos anuales por más de 350 millones en IMSS e INFONAVIT, sin contar con los más de 8 mil millones de pesos anuales que se compran a empresas del Estado en combustible.

Desde mediados de agosto, los trabajadores de la empresa tienen sin cobrar su salario. Antes, desde el inicio de la pandemia, sufrieron un recorte salarial del 50 por ciento y la cancelación de prestaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *