PESCAN AL TIBURÓN: FGR detuvo a Florian “N”, presunto líder de la mafia rumana en México

  • El empresario está acusado de encabezar una red delictiva presuntamente  dedicada a la clonación de tarjetas, extorsión, trata y explotación de mujeres, lavado y blaqueo de capitales, 

Redacción/PDC

CANCÚN.- Florian “N”, presunto líder de la mafia rumana en México, fue detenido en Quintana Roo por agentes de la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con los primeros reportes, el empresario está asegurado por una orden con fines de extradición.

“Elementos de FGR cumplimentan una orden de detención provisional con fines de extradición otorgada por un Juez de Control en contra de Florian ‘P’”, publicó la dependencia en redes.

Tudor está acusado de encabezar una red delictiva dedicada a las extorsiones y clonación de tarjetas bancarias, cuyas operaciones se habrían ejecutado desde el puerto turístico de Cancún.

Este sujeto de 44 años cuenta con una orden de aprehensión en su país natal, Rumania, identificado como uno de los capos más buscados desde el 24 de marzo pasado.Tudor fue incluido a la lista de los más buscadosTudor fue incluido a la lista de los más buscados

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), confirmó el arresto de Florian “N”, conocido como el Tiburón.

“Felicito a la FGR por el cumplimiento de la orden de aprehensión en contra de Florian ‘n’, caso denunciado en su momento por la UIF en una investigación conjunta con diversas instituciones”, escribió el funcionario a través de Twitter.

El presunto líder de la mafia rumana, Florian “N”, fue detenido de forma provisional con fines de extradición, luego de que un juez de control otorgara una orden de aprehensión a la Fiscalía General de la República (FGR) a solicitud del gobierno de Rumania.

En su país de origen, a Florian “N” se le acusa por delitos de delincuencia organizada, extorsión y tentativa de homicidio agravado, ” todo lo cual fue tramitado y obtenido por la propia Fiscalía General de la República, ante un Juez de Control del Reclusorio Norte”, informó la FGR.

Durante la captura,  la Fiscalía también detuvo a un agente del ministerio público que intentó obstaculizar la dirigencia de aprehensión y al abogado de Tudor, por golpear a los agentes de la Policía Ministerial.

“Ambos individuos también fueron sometidos y detenidos, para ponerlos a disposición del ministerio público Federal, por los delitos que correspondan”.

En marzo pasado, el Ministerio Público de Rumania solicitó a la Fiscalía asistencia jurídica para investigar a Tudor, acusado por la clonación de tarjetas de crédito en el Caribe mexicano e investigado por su país desde 2012 por crimen organizado, homicidio, tráfico de migrantes, chantaje y lavado de dinero.

“El tiburón, quien residía en Cancún antes de su detención, compartió el oficio con la solicitud de Rumania para pedir su cooperación al gobierno mexicano.

“Con la finalidad de obtener diversa información y documentación, relacionada con Tudor Florian, cuyas constancias son necesarias para el perfeccionamiento del expediente número 96/D/P/2020 que obra en ese país, por la comisión de los delitos de Constitución de un Grupo Delictivo Organizado, homicidio calificado, tentativa de homicidio calificado y otros”, se lee en la misiva.

La solicitud fue emitida por la Fiscalía de la Alta Corte de Casación y justicia, de la Dirección de Investigación de Delitos de Crimen Organizado y Terrorismo en ese país.

En ese momento, las autoridades rumanas apuntaron que Florian Tudor, alias “Rechinu”, lidera un grupo del crimen organizado dedicado al fraude mediante sistemas informáticos, clonación de tarjetas, tráfico de migrantes en la ruta Rumania-México, chantaje, homicidio y blanqueo.

Añadieron que el acusado recluta ciudadanos rumanos, especializados en electrónica y hojalatería, para construir dispositivos y sistemas para clonar tarjetas en cajeros automáticos.

Se decía víctima

En marzo pasado, en entrevista coin Radio Fórmula  señaló:“No soy líder de ninguna mafia rumana. En Cancún nadie me dice El Tiburón, ese apodo fue inventado creo que para hacer una fantasía y no soy líder de ninguna mafia, no conozco a ninguna persona de mafia”.

Acusó a la justicia mexicana de haberlo torturado cuando aparentemente buscaban 300 millones de dólares que presuntamente obtuvo por parte de un cártel del narcotráfico.

“Soy víctima de abuso de autoridad, ejercicio ilícito, robo, cohecho, tortura en cateo, entraron 55 elementos encapuchados, tres perros de marina, marinos, aparatos de ultrasonidos, un topógrafo para buscar todo el dinero de cartel de narcomenudeo y extorsión. No conozco nadie. Los policías me robaron un total 6 millones de pesos, objetos como joyerías, relojes, dinero, pinturas, estatuas, 22 perros, 4 caballos, 11 maquinarias pesadas, solo me regresan 3”.

Con respecto la tentativa de homicidio del que se le acusa, aclaró que ese episodio ya consiguió una sentencia contra el responsable y ocurrió el 11 de junio de 2018, pues el intento de asesinato en realidad era en contra suya luego de haber recibido amenazas de muerte durante varias semanas.

Señaló que ese día, frente a su casa, confundieron a su primo con él y lo intentaron atropellar con una camioneta. Sus agentes de seguridad privados consiguieron rescatar a su primo y, a consecuencia del enfrentamiento, perdió la vida uno de los asaltantes, un criminal rumano a quien Tudor identifica como Marco Constantin.

“Fue en defensa propia y la sentencia quedó firme. El asaltante era un criminal rumano buscado por la Interpol por una tentativa de homicidio… le cortó la garganta a una persona”.

Dijo que otro de los criminales rumanos fue detenido días después en el Aeropuerto Internacional de la CDMX (AICM) y la justicia mexicana dictó tres órdenes de aprehensión: una contra Marco Aurelian, hermano del sujeto que falleció y otras dos contra sus acompañantes.

Uno de esos sujetos, Lorenzo Sandu, intentó declarar ante un juez de control sobre presuntos arreglos del crimen rumano con el gobierno mexicano y días después le retiraron la prisión preventiva oficiosa por órdenes del exsecretario de Seguridad en Quintana Roo, Alberto Capella, y la embajada de los Estados Unidos.

Ese hombre entregó a las autoridades una lista con los nombres de presuntos responsables de lavado de dinero, entre las que se encontraban los políticos y funcionarios públicos exhibidos por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

La “mafia del poder” en Quintana Roo

Florián Tudor declaró que tiene las pruebas suficientes para acusar a autoridades de Quintana Roo y la Fiscalía General de la República (FGR) por actos de corrupción sobre su caso y acusó que en ese estado existe una “mafia del poder” que chantajea a empresarios, magistrados y jueces.

“Alberto Capella sigue en función, hay informes que él ordenó abrir fuego en contra de las manifestantes feministas, se aseguraron 10 computadoras de FGR donde hay pruebas de ello. También contra Carlos Joaquín González ”.

En días pasados, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, recibir al empresario. En esa reunión, Tudor entregó a la autoridad las pruebas de corrupción en “altos mandos del Gobierno Federal y de Quintana Roo”.

“Le presenté dos tomos de denuncias, le entregué nombres con pruebas, de funcionarios de Quintana Roo, de funcionarios de Cancún y de México. La reunión fue grabada por ellos, yo tengo una copia”

Una orden de aprehensión contra Florián Tudor fue concedida en días pasados por los jueces del tribunal de Bucarest, Rumania, acusado de robar datos bancarios y retirar dinero de cuentas a través de la mafia rumana en México.

También es señalado por intento de asesinato, creación de un grupo delictivo, extorsión y posesión ilegal de armas; sin embargo, México y Rumania deberán establecer un tratado de colaboración para posibilitar la extradición del empresario a su país de origen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *