Más de lo mismo de Borge y Félix con Carlos Joaquín

del entonces candidato Carlos Manuel Joaquín González
Persiste la corrupción, la incapacidad, la impunidad y la falta de voluntad para solucionar tantos problemas que dejaron las sucesivas administraciones priistas y el día a día sigue siendo más de lo mismo con los funcionarios de gobierno y diputados del clan PAN-PRD y el ahora llamado PESQRoo (Partido Encuentro Social de Quintana Roo).
CANCÚN, Q. ROO 15 de mayo, 2019.- Carlos Joaquín rodeado de asesores poblanos y morelenses que según tienen una gran experiencia, la han demostrado en negocios chuecos e inseguridad.
La revista Proceso publica el lunes pasado un reportaje basado en una investigación de la Universidad de San Diego que da cuenta de la incapacidad del “gobernador” de Quintana Roo, el panista y ex priista Carlos Joaquín González, la cual ha provocado que los asesinatos crecieran en un 600 % en la entidad, como en ningún estado de la República e incluso del mundo.
Lo cierto es que, ante el escandaloso crecimiento de la criminalidad en Quintana Roo, se observa la incapacidad del gobernador panista Carlos Joaquín que no actúa ni con la presión ciudadana..
Carlos Joaquín ha hecho negocio y politizado el combate anticrimen; para dar sentido científico al trabajo de prevención e investigación de los delitos urge que separe la política y la lucha contra el crimen en lugar de recurrir a la demagogia, o a repartir culpas en un vano intento de encubrir el fracaso en la coordinación y en la profesionalización policial.

Carlos Joaquín es un gobernante débil, enclenque y miedoso; incapaz de desarticular las redes criminales, de protección política y policial que están sepultando a Quintana Roo bajo un mar de sangre.
ESTRATEGIA DE SEGURIDAD EN QUINTANA ROO, FALLIDA Y AGOTADA
El gobierno de Quintana Roo asegura que gastó en 2018 en Seguridad Pública: Mil 204 millones de pesos, y en 2019 incrementó en 75% el presupuesto de esta secretaría ascendiendo a Dos mil 208 millones de pesos. Pero además se le autorizaron por el Congreso del Estado Tres Mil Millones de pesos más para tecnología y equipamiento.
El Gobierno del Estado ha tenido dos secretarios de seguridad: Rodolfo del Ángel Campos y actualmente Alberto Capella.
En menos de dos años el Gobierno de Quintana Roo ha invertido más de 6 mil 400 Millones de pesos en seguridad, y a la fecha no hay resultados.
Vendido a los Quintanarroenses como la “Gran Solución” al problema de inseguridad, el Gobernador nombró a Alberto Capella Ibarra como Secretario del ramo. Este oscuro personaje sólo se ha dedicado a representar shows dentro y fuera del Estado, y no hay ninguna mejoría en seguridad.
Capella que presuntamente enfrenta varias demandas penales y administrativas en el estado de Morelos, ha dedicado gran parte de su tiempo a convencer al “gobernador” para imponer en la mayor parte de los municipios, sobre todo, donde hay más dinero, el llamado “Mando Único Policial”.
En cuanto a la Fiscalía, aquí han pasado tres fiscales en esta administración: Miguel Ángel Pech Cen, Roxana Lili Campos Miranda (durante un breve lapso y ahora es candidata a diputada por la coalición y “Orden y Desarrollo para Quintana Roo”, compuesta por el PAN-PRD y PESQRoo en el distrito X en Playa del Carmen) y actualmente Oscar Montes de Oca.
En tres años de la administración panista de Carlos Joaquín se han registrado ms de tres mil muertes dolosas.
Además de estos miles de asesinatos, los robos a ciudadanos, a casas, comercios, asaltos a mano armada, en todos los 11 municipios de la entidad se registran a diario.
La mayoría de los ciudadanos, pobladores locales e incluso turistas nacionales y extranjeros no presentan denuncias en la llamada Fiscalía del Estado por los malos tratos, burocracia y corrupción del personal que cobra su salario sin desquitarlo.
Otro rubro donde permea la corrupción e impunidad es las Juntas de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) en todo el estado, donde miles de casos de trabajadores que recurrieron a la “justicia laboral” son presa de la incompetencia para resolver los miles de asuntos, algunos hasta con más de 10 años sin resolverse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *