Huevazos a María Elena Hermelinda, ¿se los ganó?

¿Janix o Jesús Pool?

Cancún, ciudad de las más terribles del país tercermundista en que vivimos

Ceguera de los partidos ante gastos indebidos

Héctor Cobá

hectorcobácc@gmail.com

Palabra Digital Cancún

El pasado debate entre los candidatos a presidir el municipio de Benito Juárez dejó huevazos y sorpresas, todos ganaron, ¡si cómo no! La mayoría se retiró en sus flamantes vehículos de cuatro y más puertas, la excepción fue el candidato del PRD, PRI y PAN Jesús Pool Moo, quien salió caminando, del sitio de la confrontación verbal, y platicó con los reporteros; en tanto, los morenistas dolidos por no ser tomados en cuenta lanzaron huevos a la camioneta de la candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) María Elena Hermelinda (MEH) Lezama Espinosa.

La última tiene en su contra su inefable discurso, distante de la realidad cancunense y benitojuarense aunada a su incapacidad de proveer mejoras donde urge en el municipio.

Encuestas suben, encuestas bajan. Isaac Janix candidato a presidente municipal de Benito Juárez por el partido Fuerza X México Quintana Roo festejó que su mensaje dado en el debate entre candidatos, organizado por el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), llegó de manera positiva a los cancunenses, ya que en una encuesta a 400 personas obtuvo un 47 por ciento de aceptación, y en otra aplicada a mil quintanarroenses logró una aceptación del 44 por ciento.

Caliente se puso el debate cuando éste le lanzó a María Elena Hermelinda (MEH) Lezama Espinosa el recuerdo de que es un buen momento para ser congruente en el combate a la corrupción y la transparencia. Asunto que no toca ni con el pétalo de un bite la exlocutora. En fin, la señora evadió todas y cada una de las preguntas hechas por el candidato de Fuerza X México Quintana Roo. “Creo que los cancunenses merecemos respuestas”, insistió este candidato.

Janix recriminó el derroche de recursos económicos de 400 millones de pesos para los medios de comunicación, en lo que va del trienio lezamaniano, gasto cruel en medio de la pandemia de COVID-19. Datos fáciles de consultar en la pagina del ayuntamiento de Benito Juárez: cancun.gob.mx. Este hecho más que corrupción es inhumano.

No se entiende si mis opositores dicen que van adelante, arriba en sus encuestas por qué siguen rompiendo anuncios espectaculares de mi campaña y bajando lonas, al menos ya van cinco destruidos, asunto que vamos a denunciar a la autoridad para que se  investigue?

Ciegos

Lo que no entiende este Del torvo morral, es la miopía, debilidad visual o ceguera de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Redes Sociales Progresistas (RSP) que no denuncian, menos dicen esta boca es mía, acerca del aparato de imagen (fotógrafos, camarógrafos y redactores, presencia en medios impresos, digitales y audiovisuales) desde el inicio del gobierno y hasta ahora de María Elena Hermelinda Lezama Espinosa hacia la reelección, misma que busca en estos días.

La clara señal de la aprobación para MEH fueron los huevazos que se estrellaron en su ostentoso vehículo, lanzados por morenistas inconformes, del que no se sabe si es de su propiedad o es parte de los bienes, propios o arrendados, del ayuntamiento benitojuarense. Si es verídica la segunda versión, este auto debe permanecer a la vista de los ciudadanos en el estacionamiento del palacio municipal.

Por ahora los candidatos quedaron muy asustados por la aseveración del presidente del CEN del PRI Alejandro Moreno Cárdenas, el que en reciente vista a Cancún afirmó que este 6 de junio vamos a ganar la elección de manera contundente. Todas las mediciones indican que habrá una nueva mayoría en el congreso federal. En Quintana Roo vamos a tener buenos resultados.

Resaltó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y Morena, en 29 meses han sido los peores en este país, con un pésimo manejo en la salud. Morena es una tragedia y desgracia para México.

Filas sin vacuna contra COVID-19

La señora OCO mandó una carta a este Del torvo morral sobre el inhumano trato para ser vacunada contra COVID-19, menciona que el pasado 18 de mayo, como persona con una edad entre 50 y 59 años acudió a la convocatoria del Gobierno de México e instituciones de salud para ser vacunados contra el COVID-19.

Se programó para la jornada de vacunación de la primera dosis de la vacuna Pfizer, el domo de la supermanzana 94 frente a las instalaciones municipales del sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), recinto que resultó insuficiente, ya que la población de las supermanzanas 93, 94, 205, 206, 207, 208, 209, 210, 211, 100, 101, 102, 212, 213, 214, 215 y 216 es evidente, sin necesidad de estudio o conteo de población, de las zonas más pobladas de la ciudad de Cancún.

Esto rebasó las expectativas ante la acumulación de personas que llegaron al lugar con la esperanza de recibir la vacuna y así mitigar la propagación del virus, contribuir con el desarrollo económico; y lo más importante, no contraer y enfermar del desdichado virus. La mayoría de la gente comentaba que ellos y alguno de sus familiares cercanos habían estado muy delicados por dicha enfermedad, incluso hasta llegar casi a la muerte, una de ellas decía: “…mi esposo estuvo a punto de morir de COVID, y yo también; tuvimos que vivir en casas separadas para no volver a enfermar, pues casi dejamos huérfanos a nuestros hijos, fue una horrible experiencia”.

Es injusto que después de todo lo vivido, todavía tenga uno que sufrir una espera por más de nueve horas en las filas con el sol, sin poder ir al baño, sin sana distancia, sin alimentos, sin sombra, ni nada; tratados como si fuera una plaga que quisieran extinguir, “me siento como en una película de terror, pero no me voy de aquí ¡sin la vacuna, no me voy a mover de aquí! Otra más decía: “…el sol y el cansancio me están agotando, por más que quiero ser positiva, no acepto que el gobierno nos trate como gente de tercera clase…”.

En medio del sol, la desesperación, el hambre, la multitud empezó a perder la cordura y empezaron los gritos, pleitos, aventones. El gobierno, no dio ni agua para las personas que estábamos en espera bajo una temperatura de más de 30 grados y los rayos del sol a todo su esplendor, no era de dudar que se calentaran los ánimos.

Fue notable la muy mala organización, muy poco personal médico, miles de gentes en espera, las personas cerca del DIF daban tres vueltas y media de gente esperando ser vacunada, vi gente que estuvo muy mala, y estaban esperanzados en ser vacunados; vecinos presumidos, humildes, pobres y los dizque ricos, todos tratábamos de estar tranquilos esperando nuestro turno. Menos de la población que estaba formada, fue vacunada, la mayoría estuvimos hasta las 10 de la noche esperando un turno que no asegura nada, pues es sólo un folio, más no un turno, nos prometieron vacuna para el día viernes a las 10 de la mañana. Eran sólo dos personas repartiendo los folios, y en la fila éramos más de 4,000 personas, fue increíble lo vivido, la pandemia no ha dejado de hacer de las suyas, la verdad, fue una experiencia indignante, pues comparativamente con las otras sedes de vacunación, la gente estaba más organizada, y había mucho menos gente, el trato era muy diferente.

La prueba de lo anterior, nos dimos una vuelta a las 16:30 horas al domo del Jacinto Canek, y era evidente la diferencia de gente acumulada para recibir su vacuna. De verdad, me sentí como en la película del Titanic donde los de la tercera clase no tenían acceso a los botes salvavidas. ¡Que tristeza!, más que tristeza, que pena, yo lo llamaría discriminación en toda su extensión de la palabra.

En fin, volvimos al domo del DIF de la 94, y sentí una inmensa desesperación para hacer entender a los responsables de dicho evento, que no somos números, somos personas, que dejamos a nuestros hijos en casa, dejamos nuestro trabajo, dejamos la comodidad de nuestros hogares por tener la esperanza de ser vacunados y librarnos ya de una vez de ésta tan desdichada pandemia, quisiera gritar tan fuerte y que el mundo entero se entere de que en Cancún suceden éstas cosas, según somos una ciudad de primer mundo, pero en realidad, somos los más terrible del país tercermundista en que vivimos.

Somos una mentira con pies y manos, nosotros los habitantes de ésta tan generosa ciudad debemos y merecemos una mejor calidad de vida, generamos dinero, generamos empleos, generamos desarrollo, es evidente que si no exigimos, no seremos escuchados.

La población convocada en el domo del DIF de la 94, es un sector vulnerable económicamente, trabajador, aguantador, con miras siempre de luchar día a día; sólo por eso merece que se le trate con respeto. Las masas son las que hacen el poder, entonces ¿por qué el poder no da el verdadero valor a las masas?

Por último, acudí el viernes 21 de mayo 2021, pensando que existiría mejor organización. Cual sería mi sorpresa que ni gente, ni vacunas, llegué a las 5 de la mañana y cerca de las 8 un policía se acercó y me comentó que no había vacuna, hasta nuevo aviso…

Twitter: @HctorCob / Facebook: Héctor Cobá /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *